POLÍTICA
09/07/2019 20:27 CEST | Actualizado 09/07/2019 20:33 CEST

Adriana Lastra: "¿Qué cambiaría de julio a septiembre?"

La vicesecretaria general del PSOE ha analizado las reuniones de Sánchez con Iglesias y Casado: "Sin investidura no puede haber nada".

EFE

″¿Qué cambiaría de julio a septiembre?”, se ha preguntado la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra tras las reuniones de Pablo Iglesias y Pablo Casado con Pedro Sánchez que no han servido para avanzar en la ya cercana sesión de investidura.

La también portavoz parlamentaria de los socialistas ha comenzado analizando la intervención de Pablo Casado, quien ha mantenido su ‘no’ a Sánchez, aunque abriéndose a futuros Pactos de Estado. “La respuesta de Casado ha sido que no, nuevamente. El que hace tres años hablaba de responsabilidad de Estado, el partido condenado por corrupción... Es paradójico. Le he escuchado decir que después de la investidura Sánchez podría apoyarse en el PP para la gobernabilidad y Pactos de Estado, pero para que haya pactos el primero tiene que ser la investidura, porque si no la hay, no habrá nada. No hay alternativa al PSOE ni a Pedro Sánchez”, ha reconocido.

En relación a la reunión Iglesias-Sánchez, quinta entre ambos, lo ha resumido con que “Podemos se niega a hablar de política. Si el problema no son los nombres, sentémonos mañana mismo, sería una alegría para este partido. No se han querido sentar a negociar. Hemos ofrecido el gobierno de cooperación, una comisión de seguimiento y las primeras veces no hubo respuesta y al final la respuesta ha sido que no”. “Además -ha puntualizado- entre las dos no sumamos los 176 escaños, por eso hemos hablado de políticas, de programas y de colaboración institucional”.

No tenemos a nadie delante con quien negociar y no es por nosotros

Precisamente ha citado alguna de las propuestas tratadas en esos encuentros con Iglesias: “Intentamos trabajar sobre pensiones, un ingreso mínimo vital, la transición ecológica... De todo eso queremos hablar. Pero no tenemos a nadie delante con quien negociar y no es por nosotros. Si el problema no es un problema programático, cuál es”.

Analizadas las dos citas, Lastra ha querido lanzar mensajes más genéricos: “Nuestra petición es que no bloqueen la investidura de un partido que dobla en escaños al siguiente partido, el PP. Nosotros no vamos a cejar; queremos que en agosto haya Gobierno, con apoyo parlamentario. Tenemos acuerdo con PRC, estamos hablando con Compromís y PNV y seguimos hablando con todos, también con los independentistas. La diferencia con hace tres años es que ahora no hay alternativa posible”. 

Nadie se presenta a una investidura para que sea fallida

Por ello ha confesado que “yo espero que los partidos no quieran ir a elecciones, porque el PSOE no quiere elecciones. Nadie se presenta a una investidura para que sea fallida. El presidente se ha presentado en un ejercicio de responsabilidad, no como hizo Rajoy. Espero que Podemos, nuestro socio preferente, nos permita llegar a un acuerdo y que PP, Ciudadanos y otros no lo bloqueen.

Lastra, que ha insistido en la negativa del PSOE a pensar en otras elecciones, ha dejado en el aire una pregunta con cierto toque de advertencia: ¿Qué cambiaría de julio a septiembre?”. Entre tantas reuniones, declaraciones y reacciones, hay que leer entre líneas.

ESPACIO ECO