NOTICIAS
14/10/2021 23:32 CEST | Actualizado 14/10/2021 23:38 CEST

Aimar Bretos le cuenta a Nadia Calviño lo que dicen de ella y se queda atónita

"Molestarme no, me sorprende un poco", ha respondido.

Europa Press News via Getty Images
Nadia Calviño, vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Economía.

″¿Le molesta la caricatura que existe sobre usted, la más tecnócrata, una liberal dentro de un Gobierno de izquierdas?”, le ha preguntado el periodista Aimar Bretos de Cadena Ser a la vicepresidenta primera de Gobierno y ministra de Economía, Nadia Calviño.

“Molestarme no, me sorprende un poco porque no se corresponde con mi carácter”, ha respondido de manera escueta y sorprendida.

Bretos ha insistido y le ha preguntado que no combate sus críticas. A lo que Calviño ha respondido que “después de tres años como ministra, quien me quiere conocer ya me conoce”.

Calviño forma parte del Ejecutivo socialista desde 2018 pero ella es una figura técnica alejada de las líneas políticas. De hecho cuando le han preguntado sobre su situación política se ha quedado sin palabras. “Yo no estoy afiliada (al PSOE), no soy persona de, de...no estoy afiliada”, ha aclarado.

Además, ha aprovechado para criticar el rumbo que está tomando la política española en los últimos años. “A mi no me gusta nada la crispación, el ruido, el insulto personal que se ha instalado en nuestra vida política. No aporta y no contribuye a crear un país mejor”, ha señalado y ha insistido en que lleva tres años centrada en cambiar a mejor la vida de “mis conciudadanos”. 

“Habrá reforma laboral”

Calviño ha confirmado que la reforma laboral estará lista antes de final de año, aunque no ha querido hablar sobre si será derogación total como mencionaba hace unos días Yolanda Díaz. “Ojalá sea en noviembre”, ha comentado.

La titular de Economía ha señalado convencida de que se conseguirá gracias a la hoja de ruta acordada con los agentes sociales y que pasa por negociar los tipos de contrato, el nuevo mecanismo de estabilidad en el empelo, la regulación de las subcontratas y la modernización de la negociación colectiva.

 

El objetivo, ha añadido, es que haya empleo de calidad que permita subir los salarios y la productividad de la economía y así poder sentar las bases de un nuevo modelo.

Sobre las indemnizaciones por despido, Calviño ha reconocido que no es un tema que esté sobre la mesa y ha calificado que la situación anterior no era “la panacea”.

EL HUFFPOST PARA BBVA