TENDENCIAS
25/04/2019 22:34 CEST | Actualizado 25/04/2019 23:00 CEST

Aitana Ocaña explica por qué tuvo que ir al psicólogo

Salir de 'OT' no fue nada fácil.

Eduardo Parra via Getty Images

Hace poco más de un año, Aitana Ocaña se convertía en subcampeona de OT 2017. La benjamina de la Academia recibió el 42% de los votos de la audiencia del programa de La 1 y se quedó a las puertas de la victoria.

Y como segundos en Operación Triunfo nunca fueron malos (que se lo digan a David Bisbal), el éxito de la de Sant Clement de Llobregat (Barcelona) fue inmediato. Sirva como ejemplo los más de 76 millones de reproducciones del videoclip de Teléfono, su primer single.

Tanto éxito le llevó a la consulta del psicólogo: porque si estar en la Academia no fue fácil, menos lo fue salir de ella y asimilar todo lo que vino después. De eso ha hablado en una entrevista con GQ España, y ha explicado por qué tuvo que recurrir a un especialista. 

“He pasado miedo muchas veces”, ha confesado la artista, quien ha asegurado que en ocasiones le costó “gestionar la situación” por las inseguridades y por las críticas.  

No comprendía nada, y la persona que mejor te puede ayudar en estos casos es un psicólogo, es algo completamente normal

Ahí entró en juego el psicólogo, que le ayudó en su reencuentro con el mundo real. “Es como si nos hubieran quitado un antifaz y nos hubieran enseñado la realidad, no comprendía nada, y la persona que mejor te puede ayudar en estos casos es un psicólogo, es algo completamente normal. Cuando salí de la Academia necesité ayuda tanto yo, de manera individual, como mi familia, para entender todo lo que estaba pasando, qué nos sucedía a cada uno de nosotros y los procesos que estábamos siguiendo”, ha dicho la joven, que en ese momento ya triunfaba con Lo malo (la canción con la que optó a ir a Eurovisión 2018 con su compañera Ana Guerra). 

“Esto no es algo que impacte sólo a nivel personal, sino a todo tu entorno, y yo no podía quedarme en una realidad paralela”, ha dicho la joven, a la que también le costó mucho separarse de sus compañeros. 

“Estar con ellos ha sido un proceso para mí, porque era muy insegura y, aunque aún lo soy y sigo trabajando en ello, tenerlos cerca era una forma de sentirme protegida. Ahora tengo que acostumbrarme a que estoy sola”, ha añadido sobre la piña que formaron los 16 triunfitos y que hoy sigue todavía.

EL HUFFPOST PARA IKEA