INTERNACIONAL
28/05/2021 09:05 CEST | Actualizado 28/05/2021 09:06 CEST

Al Assad es reelegido en los comicios presidenciales de Siria con un 95% de los votos

Una sorpresa, siendo el candidato único...

Esta es la historia del candidato único a unas elecciones que fue y las ganó por goleada. Es el triste cuento de Siria, donde el actual dirigente, Bachar al Assad, se ha hecho con un cuarto mandato y seguirá gobernando el país árabe durante siete años más. Ha arrasado, obviamente, al lograr el 95,1 % de los votos en los polémicos comicios celebrados el miércoles en los territorios bajo su control.

“Estoy contento y honrado de anunciar la victoria de Bachar Hafez al Assad para la posición de presidente de la República Árabe de Siria”, anunció este jueves desde el hemiciclo el presidente del Parlamento, Hamuda al Sabag.

Al Assad obtuvo 13.540.869 votos, el 95,1 % del total; su contrincante Mahmud Marai, un líder de la oposición interna tolerada por Damasco, se hizo con 470.276 apoyos; y en último lugar quedó el exviceministro de Asuntos Parlamentarios Abdulá Salloum Abdulá, con 213.968.

Casi 14,24 millones de votantes participaron en los comicios del total de algo más de 18 millones de personas llamadas a las urnas dentro y fuera del país, detalló Al Sabag, en un anuncio ya esperado que llegó horas más tarde de la hora establecida para ello.

“Esta es la voluntad de la gente y nada está por encima de ella, porque está sacada de la voluntad de Dios de que la gente tenga libertad de elección y determine su futuro como el camino para la construcción de las naciones”, concluyó el presidente de la Cámara.

Esta es la voluntad de la gente y nada está por encima de ella, porque está sacada de la voluntad de Dios de que la gente tenga libertad de elección y determine su futuro como el camino para la construcción de las naciones

Estas son las primeras elecciones que se celebran en medio de una relativa calma desde el inicio del conflicto armado en 2011 y han sido ampliamente rechazadas por la oposición en el exterior y parte de la comunidad internacional.

También la ONU se ha desvinculado de la cita electoral porque no forma parte del plan de paz para una solución política en Siria que auspicia desde 2015, mientras que algunos países y sectores de la oposición en el exilio la consideran una “farsa” para revalidar a Al Assad.

Miles de personas se congregaron en varias plazas de los territorios bajo el control de Damasco para esperar los resultados electorales, portando banderas del país y, en algunos casos, fotografías de Al Asad, según imágenes difundidas por los medios oficiales sirios.

Siete años más

Con esta nueva y esperada victoria, el actual presidente, oftalmólogo de profesión, se ha hecho con su cuarta legislatura de siete años. Al Assad llegó al poder tras la muerte de su padre, Hafez, en 2000, cuando se llevó a cabo un referéndum en el que fue aceptado como presidente. En 2007, volvió a ser refrendado como mandatario en una nueva consulta popular.

A raíz de las revueltas que estallaron en Siria contra su Gobierno en 2011, el presidente reformó el sistema político para permitir la formación de otros partidos y la elección del jefe de Estado por sufragio.

En 2014, ganó las primeras elecciones con más de un candidato. 

Photo gallery 11 realidades de los niños en Siria See Gallery

NUEVOS TIEMPOS