INTERNACIONAL
21/04/2019 09:38 CEST | Actualizado 23/04/2019 08:03 CEST

Matanza en Sri Lanka: al menos 310 muertos y más de 500 heridos en una cadena de atentados en iglesias y hoteles de lujo

El Gobierno de Sri Lanka apunta a un grupo yihadista local, que habría contado con ayuda internacional.

El número de muertos en la serie de atentados en el Domingo de Resurrección en Sri Lanka contra iglesias y hoteles de lujo se elevó 310, mientras los heridos se mantienen en más de 500, según el último recuento facilitado por las autoridades locales en una jornada de luto nacional. “El número de muertos en los atentados del domingo ha aumentado a 310”, afirmó a Efe el portavoz de la Policía de Sri Lanka, Ruwan Gunasekara, que situó los heridos en “más de 500″, ante la dificultad de dar cifras más exactas de víctimas.

La policía ha detenido a 24 personas en relación a los ataques, que permanecen en custodia policial.

El Gobierno de Sri Lanka ha apuntado a un grupo yihadista local, llamado National Thowheeth Jama’ath (NTJ), de estar detrás de los atentados, aunque habría contado con ayuda internacional. 

“Nosotros no creemos que estos ataques fueran llevados a cabo por un grupo de personas confinadas en este país”, ha indicado el portavoz del Ejecutivo, Rajitha Senaratn. “Hubo una red internacional sin la cual estos ataques no habrían tenido éxito”, ha afirmado.

Todas las explosiones ocurrieron hacia las 8:45 horas en al menos tres hoteles de lujo en Colombo y también en un iglesia de la capital, otra en Katana, en el oeste del país, y la tercera en Batticaloa, en el este de la isla, informó a Efe el portavoz de la Policía de Sri Lanka, Ruwan Gunasekara.

Los hoteles de lujo donde se han registrado las explosiones son el Kingsbury Hotel, el Shangri-La y el Cinnamon Grand Colombo, todos en la capital.

Sobre las 11:00 de la mañana, se registraba una nueva explosión en un pequeño hotel cerca del jardín zoológico nacional de Dehiwala, a 10 kilómetros al sur de la capital. 

Otra explosión, la octava del día, se produjo pocos minutos después en un complejo de viviendas en Dematagoda, en Colombo.

Por el momento, se desconoce si hay víctimas españolas. 

Aun así, el Gobierno español ha recomendado extremar las precauciones en Sri Lanka tras los atentados de este domingo y seguir las instrucciones de las autoridades locales, a través de la cuenta oficial en Twitter de la Embaja de España en India.

Asimismo, el Ejecutivo español ha pedido evitar desplazamientos en el país, especialmente a las zonas afectadas y sus alrededores.

Imágenes difundidas por los medios locales muestran la magnitud de la explosión en al menos una de las iglesias, con el techo del templo semidestruido, escombros y cuerpos esparcidos mientras la gente trata de socorrerlos. 

El presidente del país, Maithripala Sirisena, ha comparecido en un breve discurso ante la nación para expresar su consternación por las explosiones y pedir calma a la población, mientras que el primer ministro del país, Ranil Wickremesinghe, ha convocado una reunión de emergencia de su Consejo de Seguridad Nacional en su residencia particular.

“Condeno enérgicamente los cobardes ataques perpetrados hoy contra nuestra gente y pido a todos los ceilandeses que permanezcan unidos y fuertos en este trágico momento”, ha lamentado el primer ministro en su cuenta de Twitter.

El ministerio de Defensa ha decretado un toque de queda de 12 horas a partir de las 18:00 horas locales, que durará hasta las 06:00 horas locales del lunes.

“Por favor, evite propagar informes y especulaciones no verificados. El Gobierno está tomando medidas inmediatas para contener esta situación”, ha recomendado el presidente del país, que ha decretado el bloqueo temporal de las redes sociales para evitar la difusión de informaciones “incorrectas y falsas” sobre los ataques. 

Además, se ha ordenado el cierre de todas las escuelas del país tanto el lunes como el martes. 

El día más importante de la Semana Santa

Los fieles celebraban hoy el Domingo de Resurrección, el día más importante dentro de los ritos de la Semana Santa.

Los ataques contra minorías religiosas en la isla se han venido repitiendo en el pasado, los últimos de relevancia en 2018, cuando el Gobierno tuvo que declarar el estado de emergencia después de se produjeran enfrentamientos entre musulmanes y cingaleses budistas con dos muertos y decenas de detenidos.

En Sri Lanka la población cristiana representa el 7,4 %, mientras que los budistas son el 70,2%, los hinduistas son el 12,6 % y los musulmanes el 9,7%, según datos del censo de 2011.

Sin embargo, atentados de esta magnitud no habían tenido lugar en Sri Lanka desde la guerra civil entre la guerrilla tamil y el Gobierno, un conflicto que duró 26 años y finalizó en 2009, y que dejó según datos de la ONU más de 40.000 civiles muertos.

Photo gallery Atentados en Sri Lanka See Gallery

VODAFONE PARA EL HUFFPOST