El Gobierno estudia qué supondrá la ruptura con Argelia pero descarta efectos en el flujo "habitual" del gas

Albares asegura que se está analizando las implicaciones de las decisiones de Argel y cómo dar una respuesta "serena", "constructiva", pero "firme" con los intereses de España y sus empresas.
El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares.
El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares.
JUANJO MARTIN / EFE

Hasta tres veces lo ha repetido. Una respuesta “adecuada”, “serena”, “constructiva”, pero “firme” con los intereses de España, los españoles y las empresas del país. El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación Internacional, José Manuel Albares, se ha pronunciado este jueves sobre los dos movimientos procedentes de Argelia que retratan la escalada de tensión en el conflicto por el giro con el Sáhara Occidental y el acuerdo de nuevas relaciones con Marruecos.

El titular de Exteriores ha explicado en declaraciones a los medios de comunicación que el Gobierno está analizando las implicaciones que conlleva la suspensión del Tratado de Amistad con España o la decisión de la banca argelina de congelar las operaciones de comercio exterior con nuestro país. Tanto a nivel nacional como a nivel comunitario.

Albares ha subrayado que el deseo del Gobierno es el de tener las mejores relaciones posibles con Argelia, su Ejecutivo y su pueblo. Se ha referido a compromisos con la igualdad soberana de los estados, la no injerencia en los asuntos internos y el respeto y beneficio mutuo. “Es bajo esas premisas bajo las que queremos tener las mejores relaciones con Argelia, como las tenemos con todos nuestros vecinos”, ha asegurado.

El flujo de gas

Albares también ha lanzado un mensaje tranquilizador sobre cómo puede influir en los contratos de gas natural con Argelia, del que es el principal suministrador de España. En la línea del resto de ministros de Gobierno, ha explicado que “estamos analizando el alcance práctico, en qué se traduce en la práctica.

“Lo que nos trasladan las compañías gasísticas es que no hay ninguna dificultad”

- José Manuel Albares, ministro de Asuntos Exteriores

“El flujo de gas en la línea habitual de Argelia no tiene ningún inconveniente”, ha precisado, explicando que “lo que nos trasladan las compañías gasísticas es que no hay ninguna dificultad”.

Por otra parte, Albares no ha aclarado si se han producido contactos con Argel tras conocerse las dos decisiones y ha pedido a la prensa que le permitan ser “discreto”, en la línea de avanzar en esa respuesta “constructiva”. Con todo, sí ha concretado que esperan tener completo el mencionado análisis a lo largo del día de hoy.