Aleix Espargaró habla tras el despiste en el GP de Cataluña: "Era un mar de lágrimas"

El piloto se ha explicado en 'El Hormiguero' sin perder el humor.
El piloto español Aleix Espargaró en 'El Hormiguero'.
El piloto español Aleix Espargaró en 'El Hormiguero'.
ANTENA 3

El piloto español Aleix Espargaró ha acudido este martes a El Hormiguero. Espargaró ha hablado, entre otras cosas, sobre el grave error de este domingo en el Gran Premio de Cataluña de MotoGP al pensar que la carrera había terminado antes de tiempo.

El de Granollers comenzó a saludar al público cuando todavía faltaba una vuelta. Cuando se dio cuenta del error el piloto de Aprilia volvió a acelerar pero ya le habían superado tanto Jorge Martín y Johann Zarco como también Joan Mir, que iba mucho más atrás, para tener que conformarse con la quinta posición final

El presentador del formato de Antena 3, Pablo Motos, ha comenzado la entrevista preguntando por ese momento. “Fue un error súper grande”, ha comentado el piloto.

“No sé si fue porque era el Gran Premio en mi casa y estaba muy focalizado, pero no vi bien la pizarra que nos ponen a 350 kilómetros por hora con toda la información, me desconté de vueltas y perdí el podio”, ha explicado Espargaró. “Intentaré hoy no irme antes de que acabe el programa”, ha apuntado entonces sin perder el humor y ante la risa de todos.

“Tengo 32 años y llevo 16 temporadas en el Campeonato. Me he caído, lesionado, se ha roto el motor, pero como eso nunca. Lo pasé muy mal, porque estaba segundo, había acabado delante de mi gente, de toda la familia, de todo el público de casa y equivocarte, saludar como un primo cuando quedaba una vuelta... Me puse a llorar y lo pasé muy mal, pasé mucha vergüenza”, ha continuado el piloto, que ha reconocido que al llegar al box no sabía ni dónde estaba.

A continuación, Espargaró ha señalado que “son errores”. “Somos humanos, son errores que pueden pasar, pero en el momento en qué pasó puntual me dio mucha rabia”, ha reconocido.

Motos ha preguntado entonces si ya se le ha pasado el catalán ha contado que cuando le llagó el equipo de producción del programa le dijo a su mujer: “Vámonos a El Hormiguero a reírnos, que se me olvide esto ya porque llevo dos días sin dormir”.

Tras ver las imágenes de la carrera, Espargaró ha añadido que tiene “un equipo humano brutal alrededor”. “Pero ahí no me consolaban ni mis dos gemelos que estaban en el box, ni mis dos peques, ni ellos. Era un mar de lágrimas”, ha reconocido.