INTERNACIONAL
10/05/2020 17:29 CEST | Actualizado 10/05/2020 17:32 CEST

Los contagios crecen en Alemania días después de suavizarse las restricciones

Merkel anunció este miércoles medidas de alivio que incluían la reapertura de comercios y un regreso gradual a las escuelas.

Maja Hitij via Getty Images
La canciller alemana, Angela Merkel.

Las nuevas infecciones por coronavirus se están acelerando de nuevo en Alemania sólo unos días después de que sus líderes suavizaran las restricciones sociales, lo que suscita la preocupación de que la pandemia pueda volver a estar fuera de control, según informa la agencia Reuters.

El Instituto Robert Koch para el control de enfermedades dijo en un comunicado que el número de personas que cada enfermo infecta ahora - conocido como la tasa de reproducción, o R - se había elevado a 1,1. Cuando supera el 1, significa que el número de infecciones está creciendo.

La canciller Angela Merkel, cediendo a la presión de los líderes de los 16 estados federales de Alemania para reiniciar la vida social y reactivar la economía, anunció el miércoles medidas que incluían la apertura de más comercios y un regreso gradual a la escuela.

La tasa de reproducción del virus ha pasado a ser de 1,1, provocando preocupación entre los expertos

Al mismo tiempo, estableció un “freno de emergencia” para permitir la reimposición de restricciones si las infecciones se incrementan.

Karl Lauterbach, diputado socialdemócrata y profesor de epidemiología, advirtió que el coronavirus podría empezar a propagarse rápidamente después de ver grandes multitudes que salieron el sábado en su ciudad natal de Colonia.

“Es de esperar que la tasa de R pase de 1 y que volvamos a un crecimiento exponencial”, dijo Lauterbach en un tuit. “Las medidas de flexibilización estaban demasiado poco preparadas”.

El Instituto Robert Koch dijo el domingo que el número confirmado de nuevos casos de coronavirus se había incrementado en 667 a 169.218 diarios, mientras que el número de muertes diarias había aumentado en 26 a 7.395.

“Es demasiado pronto para determinar si el número de nuevas infecciones seguirá disminuyendo como en las últimas semanas o volverá a aumentar”, dijo el Instituto en un comunicado diario aparte publicado el sábado por la noche.

Advirtió que la cifra R estaba sujeta a la incertidumbre estadística, añadiendo que “el aumento del número de reproducción R requiere un estrecho seguimiento de la situación”.

Alemania es el sexto país en número de casos de COVID-19 en Europa, pero ha logrado contener las muertes por la enfermedad respiratoria altamente infecciosa gracias a las pruebas tempranas y generalizadas y a un sistema de salud bien administrado y financiado.

En una planta de carne de Renania del Norte, 150 de los 1.200 empleados han dado positivo. La mayoría son inmigrantes del este de Europa subcontratados y alojados en habitaciones compartidas

La última fase de su gestión de la pandemia, dicen los críticos, ha puesto demasiada carga sobre las autoridades locales para detectar y responder a nuevos brotes. Algunos epidemiólogos también consideran que un umbral establecido en 50 casos por cada 100,000 personas para reimponer medidas de distanciamiento es demasiado alto.

Este nivel ya se ha activado en dos distritos en los estados de Renania del Norte-Westfalia y Schleswig Holstein, donde un brote de coronavirus ha estallado entre los trabajadores de las plantas de procesamiento de carne.

La planta en Renania del Norte-Westfalia se cerró el viernes después de que más de 150 de sus 1,200 trabajadores dieran positivo. Muchos son inmigrantes del este de Europa contratados por subcontratistas y alojados en habitaciones compartidas que son un potencial semillero de infección.

Photo gallery Toda la información práctica que necesitas sobre el coronavirus y la cuarentena See Gallery