Almeida confiesa por qué no le contó a Villacís el espionaje a Ayuso

Y recula... a su manera.

José Luis Martínez-Almeida da la cara en el Ayuntamiento por el presunto espionaje a Isabel Díaz Ayuso. Y lo niega todo, desde cualquier implicación suya como del consistorio que lidera.

Sin embargo, la sombra de la participación del ayuntamiento capitalino sobrevuela desde hace meses, especialmente, por la dimisión de su exasesor Ángel Carromero, como uno de los presuntos responsables de las tareas de seguimiento de Ayuso y su entorno.

Ante esas “sospechas”; Martínez-Almeida ha explicado que sí inició una serie de “averiguaciones” para aclarar lo sucedido. Y en esas cuestiones se apoyó en un círculo de confianza de tres personas, entre las que no estaba su vicealcaldesa, Begoña Villacís, de Ciudadanos.

La ‘ausencia’ de Villacís en esas averiguaciones generó la indignación de la política ‘naranja’, que mostró su decepción con el alcalde por haber sido dejada de lado sin recibir información, hablando de “pérdida de confianza”. “Ciudadanos se entera en el mismo momento que el resto de los españoles y los medios de comunicación que se ha producido una investigación en una empresa municipal sobre otra investigación”, apuntó Villacís en unas declaraciones a Todo es mentira (Cuatro).

“No tiene que ser entendido como desconfianza, sino por el tratamiento de información reservada, que llegó sin fundamento”

- Almeida, sobre su 'no' contacto con Villacís en el 'caso Ayuso'

De ello ha tenido que hablar Martínez-Almeida en la comisión de investigación, precisamente a preguntas de Cs, formuladas por Silvia Saavedra. Allí ha asegurado que su no contacto “no tiene que ser entendido como desconfianza, sino por el tratamiento de información reservada, que llegó sin fundamento”.

“Ni se lo dije a la vicealcaldesa, ni a nadie de mi grupo personal de confianza ni a concejales del grupo popular municipal, salvo a tres personas de mi equipo”, ha proseguido.

Repreguntado sobre si ahora lo hubiera hecho diferente, el político popular ha dejado caer que “podría replanteármelo. No pasaría nada si se lo dijera a la vicealcaldesa, desde luego”.