TENDENCIAS
03/10/2019 11:27 CEST

Almodóvar, Bayona y otros cineastas solicitan su baja de la SGAE

Fuga de cerebros.

Dia Dipasupil via Getty Images
El director Pedro Almodóvar, el New York Film Festival el 28 de septiembre de 2019.

Pedro Almodóvar, Juan Antonio Bayona, Mateo Gil o los hermanos Alberto y Laura Rodríguez (creadores de Aquí no hay quien viva) son algunos de los creadores que han presentado su baja en la SGAE y han solicitado su entrada en Dama, la entidad de gestión especializada en contenidos audiovisuales.

Así lo han confirmado a Efe fuentes próximas a la Sociedad General de Autores y Editores después de que el pasado 30 de septiembre finalizara el plazo para darse de baja este año de la que es la entidad de gestión de derechos de autor más grande de España. Unas salidas que no se harían efectivas hasta el próximo 1 de enero de 2020.

A estos cineastas se suman también Sergio G. Sánchez (El secreto de Marrowbone) y guionistas de otras series como Amar es para siempre, Aquí no hay quien viva o Servir y Proteger.

En el último trimestre Dama ha registrado 120 solicitudes de alta, “entre ellos nombres muy importantes e históricos del cine español”, según ha confirmado a Efe su presidente Borja Cobeaga.

Una situación ésta que, según declaraciones a Efe de Antonio Onetti, vicepresidente de la SGAE del Colegio de Obras Audiovisuales, hay que vivir con “normalidad”.

“Cuando hay dos entidades de gestión —ha manifestado— es normal que los autores decidan quien quiere que les lleve la gestión de sus derechos porque son soberanos. Lo que nosotros tenemos que hacer es darle mejores servicios y salvar los obstáculos que estamos viviendo cuanto antes”.

Para Onetti esta salida no se trata de un “debacle” y no considera que la competencia de Dama sea algo “catastrófico”, sino que es síntoma de “libertad”.

Según ha afirmado, “todos los años” en la SGAE “entran y salen socios”, y el número de socios que entra “es mayor del que salen”.

“Para nosotros todos los socios son importantes, nosotros le damos el mismo servicio a todos y cada uno, le gestionamos los derechos a todos y no hacemos privilegios entre unos y otros”, ha matizado al tiempo que ha puntualizado que esta salida no es “la ruina”.

El pasado 17 de septiembre la junta directiva de la Sociedad General de Autores y Editores aplazó su Asamblea General Extraordinaria, prevista para el 15 de octubre y donde se iban a votar sus nuevos estatutos, hasta “comienzos de 2020” ya que sus servicios jurídicos consideran que se iba a celebrar sin “garantías jurídicas”.

Este cambio en su calendario llegó después de que el Ministerio de Cultura enviara a la SGAE el pasado 11 de septiembre un requerimiento para que en el plazo de tres días le informara sobre si los socios que se han dado de baja, y en particular aquellos que se han encomendado a la entidad de gestión Dama, habían recibido un “tratamiento discriminatorio”.

Pero además de los miembros del Colegio de Obras Audiovisuales, fuentes de dentro de la SGAE han adelantado a Efe que la multinacional Warner también ha presentado su baja, lo que “sí es un problema porque tiene volumen de negocio”.

#JUNTOS