POLÍTICA
25/04/2019 12:33 CEST

Álvarez de Toledo: "No hay una organización de machos que se dedique a matar a mujeres"

La candidata del PP al Congreso por Barcelona acusa a Pedro Sánchez de "instrumentalizar el dolor de las víctimas y de las mujeres".

EFE

“Basta ya de instrumentalizar el dolor de las víctimas y de las mujeres. La violencia de pareja no es un crimen político. No hay una organización de machos que se dediquen a matar a mujeres”.

La candidata del PP al Congreso por Barcelona, Cayetana Álvarez de Toledo, ha acusado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de “instrumentalizar el dolor de las víctimas y de las mujeres”, y ha defendido que la violencia de género no es política ni ideológica.

 

 

Álvarez de Toledo ha replicado así a Sánchez, quien en los debates televisivos se refirió a ella por sus polémicas declaraciones en cuanto a que “el silencio no es necesariamente un no” en las relaciones sexuales.

 

 

 

En un coloquio de Primera Plana este jueves, ha negado que en España existan grupos de hombres que maten a las mujeres como sí los hubo organizaciones “que mataban a españoles” como ETA y Terra Lliure.

Asimismo, Álvarez de Toledo ha acusado al FC Barcelona de ser un órgano separatista, lo que a su juicio demuestra que ya “no hay una efeméride que consiga congregar el afecto de todos” los catalanes.

Para la candidata del PP al Congreso por Barcelona, esto se debe a un conjunto de anomalías que, según ella, existen en Cataluña desde hace años.

Decadencia económica

Álvarez de Toledo ha afirmado que en los últimos dos años en Cataluña se ha producido una decadencia económica y social por culpa del independentismo y de estas “anomalías”, como la celebración del referéndum del 1-O, la utilización de los medios públicos para, según ella, humillar a los catalanes y la ocupación de los espacios públicos, ha dicho.

Ha expresado que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, no pasaría un mínimo examen elemental de comportamiento democrático, y también ha criticado a los expresidentes Artur Mas, Carles Puigdemont y Jordi Pujol.

La candidata popular también ha lamentado que Cataluña es el único lugar del mundo donde los niños no pueden estar escolarizados en la lengua oficial del Estado.

Ha insistido en su crítica a los lazos amarillos, que considera una humillación para la mitad de los catalanes porque, en su opinión, significan “fuera los de dentro” y que España es una dictadura, ha señalado.

Asimismo, ha lamentado la existencia de una violencia contra los constitucionales: ”¿Dónde están esas hordas de constitucionalistas que se dedican a boicotear actos? No hay dos bandos equiparables”.