Qué supone que Amazon compre Metro Goldwyn Mayer

Cómo afecta la adquisición de MGM al cine, a las plataformas de 'streaming' y al consumidor.
Amazon compra Metro-Goldwyn-Mayer Studios (MGM).
Getty Images
Amazon compra Metro-Goldwyn-Mayer Studios (MGM).

Tras semanas de rumores, el murmullo se ha hecho oficial este miércoles: Amazon ya es dueña de Metro Goldwyn Mayer (MGM). La compañía de Jeff Bezos ha comprado uno de los estudios más importantes y más antiguos (1924) de la industria del cine por 8.450 millones de dólares.

Amazon comenzó a mostrar su interés por la transacción atraído por James Bond, y la pandemia precipitó la compra. La productora se planteó la venta de Sin tiempo para morir, la última entrega del agente 007, ante la incertidumbre de su estreno en salas. Ver el panorama hizo que estuviera más abierta a vender los estudios al completo.

Manchester by the Sea, The Report, Borat... son algunas de las películas de Amazon que han sido un éxito, todas adquiridas, principalmente, a través de festivales. La intención de Amazon es clara: reforzar su catálogo cinematográfico para Prime Video y meter la cabeza en las salas con producciones propias, pero sobre todo con franquicias, como publica Bloomberg.

Aquí es donde entra en juego, precisamente, James Bond, aunque la compañía no pueda controlarla al 100%, ya que los Broccoli (una familia de productores) tienen poder de veto sobre estos títulos, como señala Variety. De hecho, cuando MGM intentó vender los derechos de distribución de Sin tiempo para morir a Apple, fueron los Broccoli quienes lo hicieron imposible. El medio asegura asimismo que la familia no renunciaría a estrenar las películas de la franquicia en cines, es decir, no admitirían que llegaran directamente al streaming.

Según se desprende de la nota de prensa enviada a los medios norteamericanos, Amazon pretende empezar a producir remakes y reboots, una forma de darle una nueva vida a MGM, que lleva en crisis desde los años 80 y cada vez se quedaba más cerca del blanco y negro y se distanciaba más del streaming. “Ayudaremos a conservar la herencia de MGM y su catálogo, y proveeremos a sus clientes de un mejor acceso a estas piezas clásicas”, han subrayado.

Unas declaraciones que indican cuál es el valor real de MGM para la compañía de Bezos: su extenso catálogo, con una gran colección de clásicos (Lo que el viento se llevó) o películas de culto (El silencio de los corderos) y franquicias, como la ya mencionada.

En total, 4.000 películas y 17.000 horas de televisión. Entre todos sus contenidos, hay títulos tan potentes como Instinto básico, la saga Rocky, El Hobbit, las películas de La Pantera Rosa, Fargo, El cuento de la criada o Vikingos. Colectivamente ha ganado 180 premios Oscar y 100 Emmys.

Con esta operación, Amazon Prime Video formaría parte de la primera liga del streaming al fortalecerse frente a otras plataformas y MGM dejaría de tener “el aspecto de una biblioteca antigua”, como indican en Bloomberg.

Qué significa para el consumidor

Según recoge Teknautas, añadir semejante cantidad de contenido a Amazon Prime Video puede tener una consecuencia muy directa, aunque se tenga la satisfacción de acceder a un catálogo mucho mayor: la subida del precio en la tarifa de suscripción. Por el momento, en España no hay constancia de subidas y la suscripción a Prime Video tiene un coste de 4,99 euros al mes o 39 al año.

Qué hace la competencia

Justo cuando Amazon, una compañía diversificada, se implica aun más en el streaming, Netflix decide ir a la inversa y diversificarse. La segunda está estudiando cómo meter cabeza en el sector de videojuegos, con la idea de ofertar un paquete de títulos con una suscripción a parte.

La compra de Metro Goldwyn Mayer se ha convertido en la segunda inversión más alta de la historia de Amazon, superada únicamente por la adquisición de la cadena de supermercados de comida orgánica Whole Foods. Entonces, en 2017, desembolsó por ella 13.000 millones de dólares.

Adiós pequeña, adiós (2007)

Películas imprescindibles de Amazon Prime Video

Sugiere una corrección