INTERNACIONAL
26/04/2019 10:52 CEST

Kim Jong- un acusa a EEUU de haber actuado con "mala fe" en la cumbre de Hanoi

La situación en la península coreana depende ahora de la "actitud" de Washington, advierte tras su cumbre con Putin.

KCNA KCNA / Reuters
Kim Jong-un y Vladimir Putin, brindando en la cena de anoche en Vladivostok. 

El líder norcoreano, Kim Jong-un, cree que la situación en la península coreana depende de la “actitud” de Estados Unidos, ha acusado a este país de “mala fe” y ha dicho que su régimen está preparado para cualquier “situación posible”.

Estos comentarios fueron hechos en la reunión que tuvo Kim este jueves con el presidente ruso, Vladimir Putin, y reproducidos la pasada noche por la agencia norcoreana KCNA. Kim no hizo declaraciones al final de esa cumbre con Putin, en la ciudad rusa de Vladivostok.

“Estados Unidos adoptó una actitud de mala fe” en la segunda cumbre que tuvieron Kim y el presidente estadounidense, Donald Trump, en febrero pasado, sostiene este medio, que añade que en la reunión el norcoreano acusó a EEUU de mantener una posición “unilateral” durante la cita que tuvo con Trump en Hanói y que se acabó de forma abrupta, el 28 de febrero, sin resultados.

“La situación en la península coreana y en la región ahora está estancada y ha llegado a un punto crítico en el que puede volver a su estado original”, asegura KCNA que le dijo Kim a Putin en la reunión de Vladivostok.

La situación en la península coreana y en la región ahora está estancada y ha llegado a un punto crítico en el que puede volver a su estado original. Corea del Norte se prepara para cualquier cosa

La agencia de noticias norcoreana sostiene que Kim también aseguró que “la paz y la seguridad en la península coreana dependerán totalmente de la actitud futura de EEUU”. Corea del Norte, agrega, “se prepara para cualquier situación posible”.

¿Apoya o no las armas de destrucción masiva?

Al final de la reunión de Vladivostok, Putin, el único que compareció ante los periodistas, dijo que se quedó con la “impresión” de que Kim apoya la no proliferación de armas de destrucción masiva. Pero Pionyang también quiere “garantías de seguridad y de defensa de su soberanía”, y Putin cree que esas garantías deben ser “jurídicas”.

“Lo más importante es restablecer el imperio del derecho internacional, y regresar a la situación cuando el derecho internacional, y no lo ley del más fuerte, definía la situación en el mundo”, agregó Putin.

Corea del Norte ha venido exigiendo que acaben “de forma íntegra” las sanciones que la ONU ha impuesto al régimen de Pyongyang por los ensayos nucleares y balísticos que desarrolló desde 2006 y hasta meses antes de que comenzaran los primeros acercamientos con Trump. La Casa Blanca, sin embargo, se mantiene en la posición de no ceder en esa presión mientras Pionyang no dé pasos concretos para desmantelar su arsenal nuclear.

En su reunión con Putin en Vladivostok, Kim, según KCNA, invitó a Putin a visitar Pionyang, y el presidente ruso prometió hacerlo cuando su agenda se lo permita.

Ofrenda en peligro

El norcoreano ya ha partido hoy de regreso a casa, en su tren blindado, como es costumbre. “Ha prometido volver” y dice que “le ha gustado mucho la región”, según ha manifestado. Pero por poco se va con un problema diplomático con Putin. Este viernes, había cancelado por sorpresa una ofrenda floral junto a la llama eterna en memoria del soldado desconocido, aunque al final cambió de parecer y participó en la ceremonia.

El cortejo del mandatario norcoreano llegó al memorial de la glorias navales de Vladivostok, donde se encuentra la llama eterna, dos horas después de lo que estaba previsto inicialmente. Los organizadores de la ceremonia, que habían retirado la alfombra roja y el dispositivo de seguridad en los alrededores del memorial, tuvieron que actuar con rapidez para restablecer los preparativos.

Las causas que llevaron a Kim, primero, a cancelar la ofrenda y, luego, a modificar su decisión no se conocen, pero entre las conjeturas la más repetida es que los cambios se debieron a los caprichos de las condiciones del tiempo. A primera hora de la mañana caía una lluvia fina y persistente, acompañada de un viento frío, pero más tarde las condiciones del tiempo mejoraron. Kim, de abrigo y sombrero oscuro, fue recibido por el gobernador de Primorie Oleg Kozhemiako, y una guardia de honor.

Sin incidentes... 

QUERRÁS VER ESTO
Photo gallery Kim Jong Un haciendo cosas See Gallery

EL HUFFPOST PARA IKEA