ECONOMÍA
22/06/2020 18:56 CEST

Ampliar, reestructurar o reunificar, opciones para encarar el problema de deuda

Financer España ofrece diferentes alternativas para afrontar las dificultades del pago de las deudas

El HuffPost
Deudas e hipotecas

Reunificar, ampliar o solicitar un nuestro préstamo, alternativas que pueden ayudar a afrontar las deudas

 

La inestabilidad por el Covid-19 ha dejado un horizonte bastante complicado para muchas familias españolas. 

Existen diferentes alternativas para afrontar la obligación del pago de la distintos créditos. 

El portal comparador de productos financieros Financer España, señala que es importante saber diferenciar estas opciones para poder escoger correctamente.

Podemos encontrar tres opciones según si queremos incluir o no el pago de la hipoteca.

 

1 - Solicitar un préstamo para reunificar las deudas sin hipoteca

Existen entidades que permiten solicitar financiamiento con la finalidad de reunificar otras deudas pendientes. 

Estos créditos pueden llegar a tener intereses entre el 9,33% TAE hasta el 15,71% TAE dependiendo de la entidad a quien se solicite. 

Si queremos comparar y escoger mejor podemos visitar la página web de préstamos personales de Financer.com 

Desde su portal tendremos acceso gratuito a la lista de las entidades financieras que ofrecen créditos personales con esta y otras finalidades.  

 

La propiedad como garantía de pago

Si nos encontramos con dificultades para que nos confirmen el crédito al consumo y  tenemos una propiedad,  podemos recurrir a los préstamos con garantía hipotecaria. En estos casos la propiedad servirá como garantía por lo que si  no cumpliéramos con nuestra obligación de devolver la deuda, podríamos perderla.

 

2 -Refinanciar la deuda: ampliar plazo o importe con o sin hipoteca 

Sin hipoteca

También tenemos la posibilidad de contactar con el banco o la entidad de crédito y solicitar una ampliación del importe, del plazo o ambos. 

Si excluimos la hipoteca nuestra mejor elección sería realizar la ampliación con la entidad que tengamos el préstamo más grande. 

Si nuestra deuda más grande es una tarjeta los expertos recomiendan analizar otras opciones, ya que el interés de las tarjetas de crédito suele ser el más elevado.

Con hipoteca

En el caso de que tengamos una hipoteca contratada podremos pedir a la entidad bancaria ampliar el plazo de devolución de la hipoteca y reunificar todas las deudas.

El equipo de Financer explica que esta operación implica un nuevo contrato hipotecario con nuevas condiciones. Es posible que nos endurezcan las condiciones, exijan más vinculaciones, suban el interés o tengamos que asumir el coste de la tasación de la vivienda. 

Por otro lado, se unificarían todas las deudas con el interés de la hipoteca que es el más bajo de todos los préstamos, entre el 2% y 3,5% TAE.

 

3 -Reestructurar las deudas

Esta situación ocurre cuando nos vemos ante la completa imposibilidad de afrontar la deuda y nos encontramos en situación de alto riesgo de impago. 

Con la reestructuración estamos renegociando nuevas condiciones con las entidades financieras para evitar la situación de impago y evitando así el proceso judicial.

Solicitar un préstamo para pagar otro no es la mejor praxis y solo debe aplicarse como última opción. 

En caso de no tener otra elección, es importante analizar nuestra situación y estudiar que operación puede resultarnos más beneficiosa. Financer España recomienda gestionar varias solicitudes para así poder realizar una mejor comparación. 



NUEVOS TIEMPOS