Ana Morgade se pasa todas las alfombras rojas con el no-traje que llevó a la Seminci

"Casi nunca puedo ponerme lo que me gusta, tengo que ponerme lo que me abrocha".
La humorista Ana Morgade, en el estreno de 'Libertad' en la Seminci de Valladolid.
Juan Naharro Gimenez via Getty Images
La humorista Ana Morgade, en el estreno de 'Libertad' en la Seminci de Valladolid.

“Si es que me queda mejor la bolsa que el traje”, pensó la humorista Ana Morgade cuando estaba preparando su aparición en la alfombra roja —bueno, verde—, de la Seminci de Valladolid. Dicho y hecho: allí se presentó enfundada en un portatrajes.

“Durante días sufrí pensando qué llevar a la alfombra de Seminci, porque siempre me sucede lo mismo: en los showrooms casi nunca puedo ponerme lo que me gusta, tengo que ponerme lo que me abrocha. No tengo un cuerpo de talla standard, por supuesto no soy modelo, y no me es nada fácil encontrar un vestido que no me haga sentir terriblemente mal hecha”, ha contado la cómica en su cuenta de Instagram, donde ha posado vestida con la funda.

Como ha explicado, durante años ha posado con ropa que no le “encajaba muy bien, aterrada, pensando que es mi cuerpo el equivocado”.

“Pero no, era mi actitud la errónea. Mi cuerpo es perfecto para lo que soy y a lo que me dedico: la comedia. No puedo cambiar qué se considera un cuerpo aceptable o no, y mucho menos cambiar mi autoestima de un día para otro, y mi relación más o menos despiadada con mi cuerpo (que acaba de hacer la proeza de fabricar a una personita, así que creo que se merece que lo mime un poco)”, ha reflexionado.

Morgade, de 41 años, dio a luz a su primer hijo en marzo y ya triunfó con la foto tan real con la que lo anunció, bromeando con lo poco que se parecía a Pilar Rubio tras el parto y lo salvaje que es la experiencia de parir.

“No me es nada fácil encontrar un vestido que no me haga sentir terriblemente mal hecha”

Como ha señalado la humorista, estaba “orgullosa y feliz” con un traje que no le apretaba, ni le tiraba ni le asustaba: “Representa lo que soy, mejor o peor: una comediante”. “Y saben qué? Es la primera vez que no me apetece ponerle filtros a la foto”, ha añadido.

El alegato de Morgade le ha valido numerosos aplausos por parte de sus seguidores, que han dejado comentarios como “La frase ‘hasta con una bolsa estas guapa’ jamás ha tenido tanto sentido hasta ahora” o “Nos han educado para odiar nuestros cuerpos, pero ya vale”.

A algunos incluso les ha recordado la icónica foto de Marilyn Monroe en la que la estrella de Hollywood posó con un saco de patatas por vestido. Como contó Fotogramas en 2019, Monroe fue muy criticada a principios de los años 50 tras acudir a una alfombra roja con un llamativo vestido rojo.

Marilyn Monroe, vestida con un saco de patatas.
Earl Theisen Collection via Getty Images
Marilyn Monroe, vestida con un saco de patatas.

En concreto, una periodista opinó que el vestido “era demasiado escotado y ajustado, que la actriz parecía ‘barata y vulgar’ y que mejor hubiera estado con un saco de patatas”. La reacción de los publicistas de la intérprete fue organizar esa sesión de fotos para demostrar que incluso así vestida, Monroe estaba espectacular.