BLOGS
16/05/2019 07:16 CEST | Actualizado 16/05/2019 07:16 CEST

Antena 3 se queda sin excusas para su batacazo histórico

Antena 3

Antena 3 se estrelló (nuevamente) la pasada semana, y de una forma nunca vista. 45 revoluciones marcó su mínimo histórico el jueves. Mientras que Supervivientes arrasaba con más de 3,3 millones de espectadores y Cuéntame subía su marca y se convertía en lo más visto de La 1 (2,1 millones), la serie de Atresmedia no alcanzó ni el medio millón: apenas 470.000 espectadores. Se podría decir que se paseó sin pena ni gloria por el prime time, que casi pasó desapercibida. Tanto, que en lo que a datos de audiencia se refiere, es la peor serie de la historia de las cadenas generalistas. La ficción estuvo un 70,4% por debajo de la media del día de Antena 3.

Su estreno ya fue un pinchazo en toda regla (solo un 10,1% de cuota de pantalla) y de ahí su caída en picado. Todo hacía presagiar su desaparición de la parrilla. Muchos se preguntan en redes (y fuera de ellas) por qué la cadena sigue apostando, después de ocho capítulos de desplome, por una ficción que se hunde cada vez más. De hecho, hay quien no sabe qué es 45 revoluciones. Que Atresmedia está volcada en la producción de series con personalidad es una obviedad y que saca pecho de la repercusión internacional de algunas de ellas que comenzaron en la casa es otra. Tan obvio como que en otros momentos no les ha importado prescindir de éxitos y dejar colgados a los seguidores de esas mismas producciones.

Hay quien no sabe ni qué es '45 revoluciones'

Pasó con Vis a vis, una serie a la que suelen mencionar como un éxito de la cadena. Su primera temporada hizo una media de 3,5 millones de espectadores con 19,9% de cuota de pantalla y en la segunda, por el contrario, marcó su mínimo (2,1 millones). Fox tuvo que recoger a la Marea Amarilla (los fans), porque Antena 3 decidió no continuar con ella. “Creemos que el mejor trato que le podemos dispensar es cerrar su historia potenciando todo lo que la ha hecho ser la serie que es”, decía entonces la directora de ficción Sonia Martínez. Vis a vis no ha dejado de acumular reconocimientos, cierto. 

Pasó con Bajo Sospecha, que duró dos temporadas. Se fue desgastando, pero como en el caso de Vis a vis, jamás marcó un dato tan poco competitivo como el de 45 revoluciones. Bajo Sospecha comenzó siendo líder del prime time y acabó como tercera opción, pero siempre por encima de los dos millones de espectadores. Una vez más, Antena 3 fue incapaz de competir con los realities de Telecinco y con Cuéntame. Y a pesar de su intenso seguimiento en redes sociales y de las peticiones de darle continuidad, se decidió no hacerlo.

Pasó con Velvet. Se despidió de Antena 3 con un récord histórico de 4,3 millones de espectadores. Fue el mejor dato de sus cuatro temporadas antes de convertirse en Velvet Colección en Movistar+. En esta ocasión, la excusa era que una vez agotada la trama de los protagonistas (Paula Echevarría y Miguel Ángel Silvestre), no tenía sentido continuar la historia.

Pero no pasa con 45 revoluciones. Que responde a modelos de negocio, vale. Mientras que Telecinco busca arrasar en audiencia, Antena 3 busca crear marca. Paolo Vasile tiene su propia opinión sobre este asunto, en concreto sobre uno de los éxitos de los que más presume su competencia, La casa de papel, y no ha tenido problemas para atacarlos públicamente: “No ha sido un éxito en Antena 3, ha sido un éxito en Netflix. No se han equivocado al hacerla, pero sí que ha sido un motor para un coche equivocado. Las series se hacen para el lugar donde se van a utilizar”. El consejero delegado de Mediaset se refirió también a los datos de audiencia de la ganadora del Emmy durante su emisión en abierto, que no fueron destacables, y a que la serie empezó, una vez más, en la cadena, y siguió volando en otro lugar, en este caso en Netflix. 

Una vez más, Antena 3 fue incapaz de competir con los 'realities' de Telecinco y con 'Cuéntame'

Por mucho que Atresmedia lleve por bandera que su cometido no es la audiencia sino crear un sello propio —al que responde 45 revoluciones—, no deja de ser un canal de televisión y no solo una productora. También querrán ganar en audiencia, ¿no? —la prueba de ello es cómo se han volcado con La voz— y no solo buscar colarse en las plataformas de streaming.

La casa de papel tiene un Emmy, Fariña un triplete en los Feroz, Atresmedia firma acuerdos exclusivos con Netflix, Amazon les encarga originales como La templanza... pero el compromiso con sus espectadores parece que lo entienden como quieren según el momento. Así que todo apunta a que no tiene material con el que competir contra el monstruo de Telecinco, Supervivientescon el que Mediaset ingresa 33 veces más en una noche de lo que Isabel Pantoja en una semana— ni contra los fieles de Cuéntame, que lleva aguantando el tirón 20 temporadas. Igual la tonadillera es morbo, pero sobre todo es televisión (e incluso sociología).

Este jueves vuelve a emitirse 45 revoluciones. Será el noveno capítulo (de 13) del drama musical de los sesenta y todo apunta a que no saldrá del prime time. Ha sobrevivido a la tijera de Antena 3 a la que otras no vencieron. Pero no a la soberana: la audiencia. Querían diferenciarse recortando la duración de sus capítulos, así que tampoco sonaría muy bien “Antena 3 cancela su primera serie de 50 minutos”

Photo gallery Curiosidades de series extranjeras See Gallery