Aragonès, al límite con Junts: pregunta a sus consejeros de Junts si apoyan la moción y se reúne con el número 2 del partido

El presidente catalán ha tenido que convocar una reunión de emergencia del ejecutivo ante la crisis abierta en la coalición
|
El vicepresidente, Jordi Puignerò (c), el titular de Sanidad, Josep Maria Argimón y la consejera de Investigación, Gemma Geis, tres de los pesos pesados de Junts, a su llegada a la reunión del Govern
El vicepresidente, Jordi Puignerò (c), el titular de Sanidad, Josep Maria Argimón y la consejera de Investigación, Gemma Geis, tres de los pesos pesados de Junts, a su llegada a la reunión del Govern
Europa Press News via Getty Images

Pere Aragonès, frente a su Govern, durante dos horas. El presidente catalán ha convocado este miércoles por la tarde, de urgencia, a su ejecutivo para tratar de atajar el terremoto político surgido en la coalición entre ERC y Junts.

Según adelanta EFE, Aragonès ha planteado a los consejeros de Junts —seis más el vicepresidente Jordi Puigneró— si conocían y si comparten la cuestión de confianza que ha planteado el cabeza del partido en el Parlament, Albert Batet, contra el actual president. En este sentido, la intención del también líder de ERC es saber si sus consellers quieren seguir formando parte del gabinete o de la oposición.

Fuentes cercanas a Pere Aragonès han explicado a EFE que está “molesto y perplejo” por la posición anunciada por JxCat, por dinamitar el trabajo del gobierno que encabeza y en el que la coalición forma parte destacada. Por ello, en su cita de urgencia, quiere “defender” a su equipo en un cara a cara con el resto del Govern.

Al termino del encuentro, Aragonès se ha reunido con el secretario general de Junts, Jordi Turull en el mismo Palau de la Generalitat, con “todas las opciones” sobre la mesa, también la ruptura del gobierno autonómico. La extensa charla ha modificado los planes del partido, que pasa al jueves su Ejecutiva por “motivos logísticos, no por ninguna crisis dentro del partido”, ante lo avanzada de la hora.

Rondando las 22:00, la presidenta de Junts, Laura Borràs, ha llegado al Palau, donde ha seguido la comparecencia de Aragonès, que se anunció para primera hora de la noche y ha tenido lugar pasadas las 23:10.

Sin embargo, fuentes cercanas citadas por EFE aseguran que la reunión de esta tarde no ha sido con ánimo de expulsar a los miembros de Junts, aunque para ERC el anuncio de Albert Batet traspasa “todas las líneas de la lealtad mínima que tiene que haber en una coalición” y consideran que, con su amenaza, en Junts “se han puesto la soga al cuello”.

Las dos versiones de la reunión

ERC y Junts se han cruzado comunicados y declaraciones al término de la reunión de dos horas en el Palau. Así, los postconvergentes han apuntado que sus consejeros han defendido “de manera unánime” la cuestión de confianza contra Aragonès si no cumple con lo pactado entre formaciones en el acuerdo de gobierno.

Sin embargo, desde Presidencia sostienen que los consellers de Junts han dado una respuesta irregular y “divergente” sobre si sabían que se plantearía una cuestión de confianza y si están de acuerdo con que se haga. “No ha habido una definición clara”, añaden estas fuentes.

Sí se ha filtrado que estos miembros han insistido en sus tres demandas para que se cumpla el acuerdo del Govern ―establecer una dirección de coordinación estratégica del independentismo, que la mesa de diálogo se centre exclusivamente en la autodeterminación y la amnistía, y que ERC y Junts se coordinen en el Congreso― y han subrayado que son tres cuestiones importantes para ellos.

De dónde viene todo

JxCat amenazó horas antes con pedirle que se someta a una cuestión de confianza si el president no da “garantías” de cumplimiento de tres puntos del acuerdo de gobierno que Junts considera fundamentales. Tras el posicionamiento, la plana mayor y los consejeros de la formación se han reunido este mediodía para coordinar el mensaje que los miembros del Govern trasladarían al presidente catalán en la reunión.

El mensaje que trasladarán en la reunión que ha convocado el presidente de la Generalitat, según fuentes de JxCat, es que la voluntad del partido es llegar a un acuerdo para reconducir la crisis, siempre y cuando Aragonès dé “garantías” de cumplimiento de tres aspectos clave del pacto de gobierno: reactivación de un Estado Mayor del procés, unidad en Madrid y negociación de amnistía y autodeterminación en la mesa de diálogo.

“Aragonès se tiene que mover”, han subrayado las fuentes consultadas, para resumir la esencia del mensaje que los consellers de JxCat pondrán sobre la mesa en la reunión del Govern.