TENDENCIAS
09/06/2021 15:16 CEST | Actualizado 10/06/2021 09:19 CEST

Armie Hammer, el actor acusado de canibalismo, ingresa en un centro de rehabilitación

El protagonista de 'Call Me by Your Name' está en tratamiento por su adicción al sexo, las drogas y el alcohol.

Sony Pictures
Armie Hammer en una escena de 'Call Me by Your Name'.

Este año empezó de la peor forma para Armie Hammer. A principios de enero, se filtraron unos mensajes que el actor había enviado a varias mujeres, en los que quedaba en evidencia su supuesto gusto por el canibalismo y las prácticas sexuales sadomasoquistas. En ellos había incluso referencias a violaciones. Ahora el coprotagonista de Call Me by Your Name ha ingresado en un centro de rehabilitación para superar su adicción al sexo, a las drogas y al alcohol.

El entorno de Hammer ha confirmado la noticia a Vanity Fair, y aseguran que el intérprete de 34 años se internó a finales de mayo en una clínica de Orlando (Florida).

Según la publicación, se despidió en el aeropuerto de su exmujer Elizabeth Chambers —de la que se separó en verano de 2020— y de sus dos hijos. Fue ella la persona en la que el actor buscó apoyo para intentar superar sus adicciones y buscar especialistas.

“Puede beberse una botella de vodka sin darse cuenta (...) No hay droga que no consuma”, explica una de las fuentes, que subraya que sus malos hábitos empezaron hace años y que su corpulencia hace que tenga una gran tolerancia a estas sustancias.

De hecho, subrayan también que en los rodajes acumulaba en su caravana “una montaña de porros” y pedía a los asistentes “hongos alucinógenos que mezclaba con alcohol y con medicación”.

Las adicciones del estadounidense habrían comenzado a raíz de “muchos traumas” que no le permiten “estar solo”, como relata una antigua pareja. Esa, según ella, sería la razón de que no tenga filtro a la hora de escribir mensajes, tuits o conceder entrevistas.

Nunca lo ha tenido. “Me gustaba agarrar del cuello y el pelo y todo eso”, explicó en Playboy en 2013, en relación a sus prácticas sexuales.

De hecho, la polémica de los mensajes filtrados no ha sido la única que ha puesto en el disparadero su figura por sus hábitos más íntimos. En 2017, el nombre de Hammer estuvo en boca de todo el mundo cuando regaló varios Me gusta en Twitter a publicaciones sobre dominación sexual y bondage (inmovilizar a la otra persona).

En enero, esa sombra se extendió cuando varias mujeres filtraron lo que el actor les había escrito. Frases como “soy 100% caníbal. Quiero comerte”, “escríbeme cosas sobre romper tus huesos mientras te violo” o “necesito tu sangre: quiero que me alimentes con ella”. Courtney Vucekovich, exnovia del actor, confirmó sus filias en una entrevista en Page Six: “Me dijo que quería romperme la costilla, asarla a la parrilla y comérsela”.

La controversia le estalló en la cara cuando estaba inmerso en un rodaje en República Dominicana con Jennifer Lopez. Un proyecto que decidió abandonar. “No voy a responder a estas acusaciones estúpidas, pero después de los ataques viciosos y falsos contra mí, no puedo dejar a mis hijos durante cuatro meses con la conciencia tranquila”, declaró el actor en un comunicado.

También dejó su trabajo en el rodaje de una serie en la que interpretaba al productor Al Ruddy y se refugió de todo en las islas Caimán, hasta su marcha a Orlando.

Photo gallery Actores que se llevaban mal en los rodajes See Gallery

EL HUFFPOST PARA AMBAR