INTERNACIONAL
08/10/2019 10:10 CEST

Irán arresta a la 'Angelina Jolie de Instagram' por "promover la violencia y la blasfemia"

Ha sido procesada por un tribunal que vigila los “delitos culturales, corrupción social y moral” en la república islámica

Sahar Tabar / INSTAGRAM
Sahar Tabar, en una imagen tomada de su cuenta de Instagram.

La instagramerSahar Tabar, de origen iraní, ha sido acusada y arrestada por “insultos a la religión, incitar a la inmoralidad, blasfemia e insultar el código de vestimenta islámico en Irán”. Ha sido encarcelada por orden del Tribunal de orientación de Teherán, que se ocupa de “delitos culturales, corrupción social y moral”, un arresto que se produjo el pasado sábado por la noche, según ha avanzado la agencia de noticias Tasnim.

La joven, de 22, años se hizo mundialmente conocida en Instagram hace un año tras publicar una serie de imágenes en las que mostraba un rostro muy parecido al de la actriz estadounidense Angelina Jolie. Su cuenta de Instagram, que contaba con 26.800 seguidores, ha sido bloqueada en el país, según la BBC, aunque en nuestro país, por ejemplo, sigue siendo accecible, aunque sólo hasta diciembre de 2018, cuando decidió convertir la cuenta en privada. 

Una cara demacrada, labios pomposos y una nariz torcida fueron el resultado de operaciones quirúrgicas, maquillaje y retoque fotográfico con el fin de parecerse a la estrella de Hollywood. “Esto es Photoshop y maquillaje. Cada vez que publico una foto me pinto la cara de forma divertida. Es una forma de expresarme, un tipo de arte. Mis fans saben que no es mi verdadera cara” explicó Tabar tras mostrar una foto de cómo era su rostro antes de las cirugías, hasta 50 según ella misma ha relatado.

Entre la fascinación y el rechazo que causó en las redes sociales, muchos apuntaron que presentaba más semblanzas con “la novia cadáver” de la película de Tim Burton, que con la famosa actriz norteamericana, como era su propósito. Al tiempo, no obstante, se confirmó que todo era un montaje. Después de que algunos usuarios vieran indicios de alteraciones con programas informáticos y empezaran a publicar sus elucubraciones, la joven, según el medio The Independent, confesó al portal ruso Sputnik que todo era un bulo: el aspecto cadavérico que compartía era producto del maquillaje y la alteración tecnológica. En sus últimas publicaciones cada vez es más burdo el retoque, “un juego”, dice. 

En algunas imágenes, se la puede ver vestida con un hijab que le queda holgado y deja ver parte de su cabello (a veces negro natural, a veces pintado de rosa o naranja) y una venda blanca en la nariz. Este tipo de vendajes son necesarios tras las operaciones estéticas, muy comunes en Teherán, donde se realizan decenas de miles de operaciones cada año.

Instagram es la única res social importante accesible en Irán, una república islámica donde la libertad de expresión se encuentra terriblemente limitada y donde las detenciones y condenas de blogueros y periodistas está a la orden del día. Facebook, Twitter y el servicio de mensajería Telegram están oficialmente prohibidos.

La detención de Tabar es la última en sumarse a una larga lista de influencers iraníes del mundo de la moda que han sido arrestados en Irán por quitarse el velo o promover que se haga, por bailar o por discutir las órdenes de los ayatolás. 

Photo gallery Origen de los filtros de Instagram See Gallery

ESPACIO ECO