Lo siento, Ashton Kutcher, pero deberías lavar a tus hijos aunque no los veas sucios

Los actores Aston Kutcher y Mila Kunis están transmitiéndoles a sus hijos sus hábitos laxos de higiene personal.
Mila Kunis y Ashton Kutcher
Mila Kunis y Ashton Kutcher

Los famosos actores Aston Kutcher y Mila Kunis no se caracterizan por tener una higiene corporal muy estricta, pero hace poco volvieron a ser objeto de la polémica al afirmar que también están transmitiéndoles a sus hijos estos hábitos laxos de higiene.

En un episodio del podcast Armchair Expert, de Dax Shepard, el actor explicó que se lava las axilas y la entrepierna todos los días y nada más.

Seguidamente, reveló que ni su esposa, Mila Kunis, ni él son muy partidarios de bañar a sus hijos: “Si se les ve sucios, los lavamos. Si no, no tiene sentido”.

Pero, ¿hasta qué punto es cierta esa afirmación del actor? ¿Con cuánta frecuencia deberías bañar a tus hijos?

La organización británica National Childbirth Trust (NCT) asegura que no hace falta bañar a los bebés todos los días. Sin embargo, sí que es necesario lavarles la cara, los genitales y el ano todos los días o las veces que sean necesarias en función de lo que se ensucien. Cada bebé es diferente, de modo que los padres son quienes deben darse cuenta de qué es lo mejor para sus hijos.

En cuanto a los niños algo más mayores, la asesora Kirsty Ketley, conocida como Auntie K, comenta que no deben bañarse demasiado a menudo para que no se les reseque la piel, pero que los hábitos de Kutcher son demasiado extremos.

“No conviene bañar a los menores de cinco años todos los días, a no ser que estén sucios o pegajosos, y no es necesario utilizar muchos productos. Si tienen problemas cutáneos, como eczemas, bastaría con dos o tres baños semanales solo con agua”, explica.

“Sí que creo que es bueno incorporar un baño cálido a su rutina nocturna, ya que les ayuda a relajarse antes de dormir. En el caso de niños mayores y adolescentes, sí que es recomendable que se duchen una vez al día”.

“Si notas que se le reseca la piel a tu hijo, aplícale un buen humectante cuando esté seco. Aplicar el humectante con un ligero masaje es, al igual que el baño cálido, una buena forma de relajarlo antes de dormir”.

Este artículo fue publicado originalmente en el ‘HuffPost’ Reino Unido y ha sido traducido del inglés por Daniel Templeman Sauco.