ECONOMÍA
13/04/2021 21:01 CEST | Actualizado 16/04/2021 12:18 CEST

Así es el plan de 70.000 millones para reformar la economía española

El presidente anuncia las primeras inversiones del plan de recuperación que se remitirá a Bruselas.

Emilio Naranjo / EFE
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, presenta el plan de recuperación.

Nueva puesta de largo en el Palacio de La Moncloa. Con una sonrisa de oreja a oreja, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha presentado este martes las líneas maestras del plan de recuperación de la economía española tras la crisis provocada por la pandemia. 

El presidente no ha ahorrado en calificativos al explicar algunas de las claves de este programa, que supondrá la mayor inversión pública de la historia de España. “El plan de recuperación es el plan económico más ambicioso y más trascendental de la reciente historia económica de España”, ha asegurado.

Una inversión histórica: 70.000 millones en tres años

Este plan incluye las principales líneas de actuación con las que el Gobierno pretende gastar los 140.000 millones de euros que le corresponden a España de los fondos europeos Next Generation EU, un fondo de emergencia puesto en marcha en la Unión Europea para paliar los efectos de la crisis económica.

Este dinero de Bruselas se reparte en dos partes: 72.700 millones llegarán en forma de ayudas directas (subvenciones) y el resto lo hará en créditos (dinero que hay que devolver). Los anuncios realizados por Sánchez hoy se centran en esa primera parte. 

Sánchez ha hecho una comparación histórica para transmitir la importancia de este plan, comparando la inversión actual con el dinero recibido cuando España iba a ingresar en la Unión Europea. “Este plan es la mayor oportunidad para España desde la entrada en la Unión Europea y de eso hace 37 años”, ha apuntado el presidente.

Este plan es la mayor oportunidad para España desde la entrada en la Unión EuropeaPedro Sánchez

Los fondos de cohesión que recibió entonces fueron unos 8.000 millones de euros, cuando ahora llegarán 140.000 millones. Esta cifra equivale al 11,2% del producto interior bruto de España en 2019. Nunca se ha recibido una cantidad similar. 

Gracias a este dinero, el Gobierno pretende que España salga de la crisis —tras la caída del 11% del año pasado— y cambiar el modelo productivo —para ser menos dependientes del turismo—.

¿A dónde irá el dinero?

El plan de recuperación elaborado por el Gobierno contiene 212 medidas. Estas se dividen en 110 inversiones y 102 reformas. Todavía no se conoce todo el contenido del proyecto, pero sí se han dado a conocer algunos datos clave. 

Varias horas después de la rueda de prensa el Gobierno ha colgado en la página web de Moncloa el documento de plan de recuperación, de más de 200 folios, que Sánchez presentará mañana en el Congreso de los Diputados.

Las inversiones pretenden movilizar 70.000 millones de euros en los tres primeros años, entre 2021 y 2023.

¿A qué se destinará ese dinero?

- Cuatro de cada 10 euros estarán destinados a la transición ecológica (el 39%).

- Tres de cada 10 servirán para la transformación digital (el 29%).

- El 10,5% de los recursos serán para educación y formación

- El 7% se destinará a investigación y desarrollo.

Los primeros 50.000 millones ya tienen destino

Sánchez ha explicado que el plan contempla 20 inversiones principales, a las que ha denominado “programas tractores de inversión”. Estos recibirán esos 70.000 millones de euros hasta 2023.

No todos los programas tienen la misma importancia dentro del plan de recuperación. La mayor parte del dinero, unos 50.000, irá destinado a 10 objetivos prioritarios, que son los que ha explicado Sánchez en la rueda de prensa. La mayoría de estos están relacionados con la transición ecológica y la digitalización.

Esta es la inversión prevista en cada uno de los programas:

Moncloa
Plan de recuperación de la economía.

La partida más grande: 13.203 millones para el coche eléctrico

La partida más grande estará destinada a la estrategia de movilidad sostenible, segura y conectada, que recibirá 13.203 millones de euros. ¿A qué se dedicará este dinero? Principalmente a fomentar la electrificación del parque automovilístico.

Aquí se encuentran una batería de medidas como las ayudas para la compra de vehículos eléctricos —el plan Moves III aprobado esta semana—, la instalación de puntos de recarga en las vías públicas y la creación de un consorcio público privado para la instalación de una fábrica de baterías para coches eléctricos en Cataluña

La rehabilitación de edificios se lleva 6.820 millones

El segundo capítulo más importante es el de rehabilitación de vivienda y regeneración urbana, que recibirá 6.820 millones de euros. Esta partida pretende mejorar la eficiencia energética de las viviendas y los edificios públicos.

¿Para qué se utilizará este dinero? El plan contempla ayudas por valor de 5.800 millones para la rehabilitación de vivienda con el objetivo de que consuman menos energía. Los propietarios recibirán entre el 35% y el 100% del coste de las obras de mejora. 

¿Para qué servirá este plan?

El presidente ha explicado que este plan de recuperación servirá para aportar un crecimiento adicional en torno al 2% del producto interior bruto a partir de 2021 y la creación de 800.000 puestos de trabajo.

Los grandes escollos

El plan presentado este martes por Sánchez no está completo, por eso no ha podido dar muchos detalles en la rueda de prensa. La negociación dentro del Gobierno, con los agentes sociales y con Bruselas sigue todavía en marcha. Los principales escollos son la reforma laboral, las pensiones y los impuestos.

El Gobierno tiene abiertas mesas de negociación con los agentes sociales sobre la reforma laboral y sobre las pensiones. Los equipos de Nadia Calviño y de Yolanda Díaz mantienen diferencias públicas sobre la primera de las cuestiones. La titular de Trabajo quiere aprovechar para derogar los aspectos más lesivos de la reforma laboral —como contemplaba el acuerdo de coalición—, mientras que la vicepresidenta cree que no es el momento adecuado.

El documento remitido al Congreso detalla la intención del Ejecutivo de reducir las modalidades de contrato a tres: estable, temporal y de formación. Este último está destinado a facilitar la inserción en el mercado laboral.

En cuanto las pensiones, el ministro de Inclusión, José Luis Escrivá, detalló parte de la reforma prevista esta semana con la presentación de su plan para endurecer la jubilación anticipada y premiar la prolongación de la carrera laboral. Sin embargo, los sindicatos todavía no dan por cerrado este capítulo.

El retraso en el envío a Bruselas

El Gobierno ha querido dejar margen para la negociación, ya que el trámite parlamentario será más sencillo si cuenta con el aval de los agentes sociales. Por eso, a pesar de que inicialmente se pretendía remitir el documento a finales de marzo, el Ejecutivo finalmente ha decidido retrasar la presentación del plan hasta el 20 o el 27 de abril.

El presidente del Gobierno ha querido restar importancia a este retraso, ya que considera que está cumpliendo con los plazos establecidos por Bruselas. “Estamos en tiempo y forma y lo vamos a presentar en el mes de abril, por tanto niego la mayor”, ha apuntado.

La negociación continúa.

Consulta aquí el plan remitido al Congreso:

Photo gallery Sánchez e Iglesias firman un acuerdo para un Gobierno progresista See Gallery

NUEVOS TIEMPOS