POLÍTICA
17/05/2019 13:54 CEST

Así ha sido la detención del hombre que casi asesina a su expareja en Granada

La mujer vivía en una casa de acogida para mujeres maltratadas, tiene un hijo menor y proyectos de futuro. Su expareja se los quería arrebatar quitándole la vida.

Policía Granada

Una mujer de 32 años ha sido apuñalada este jueves en el abdomen y el cuello de una céntrica plaza de Granada. Actualmente se encuentra estable dentro de la gravedad en la Unidad de Cuidados Intensivos mientras que su presunto agresor, un hombre de 36 años que había sido su pareja, está detenido en dependencias policiales. 

La mujer residía en una casa de acogida para mujeres maltratadas de la plaza de la Libertad, en Granada. El jueves a las 21.00 horas el hombre la apuñaló y huyó hasta otra plaza. La Policía Nacional no ha confirmado de momento si el agresor tiene antecedentes. 

Fuentes sanitarias han informado este viernes a Efe de que la víctima, ingresada en el Hospital General Virgen de las Nieves, presenta múltiples puñaladas en el abdomen y el cuello, y su pronóstico es reservado, pendiente de evolución.

Por su parte, el presunto agresor, que fue detenido por la Policía Local, permanece en dependencias de la Policía Nacional, que ha confirmado que no será este viernes, sino el sábado e, incluso con mayor probabilidad, el domingo, cuando pase a disposición judicial, una vez que se complete la investigación sobre el suceso.

Aunque las primeras informaciones apuntaban a que el hombre había intentado autolesionarse cortándose las venas, todo apunta finalmente que los cortes se los produjo durante el forcejeo en un dedo con el arma blanca con la que apuñaló a la mujer, según fuentes policiales.

Madre de un menor y con un “proyecto de vida”

La mujer, que es madre de una menor, reside en una casa de acogida para víctimas de maltrato y está incluida en el Sistema de Seguimiento Integral en los casos de Violencia de Género (Sistema VioGén) del Ministerio del Interior por hechos vinculados a una relación anterior, según han indicado a Efe fuentes de la Subdelegación del Gobierno.

En concreto, desde el pasado mes de noviembre estaba acogida en una de las casas que el Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) dispone en Granada pues en su día interpuso en Málaga una denuncia contra una expareja por maltrato, ha explicado la subdelegada del Gobierno, Inmaculada López Calahorro.

Por su parte, la consejera andaluza de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz, ha precisado que la mujer se estaba recuperando allí, “tenía un proyecto de vida, un trabajo y muchas ganas de vivir”.

En la casa de acogida residía sin su hija, aunque próximamente iba a trasladarse a un piso tutelado porque llevaba una vida “normalizada”, toda vez que había conseguido un trabajo, han indicado a Efe fuentes del Instituto Andaluz de la Mujer.

Tres niveles de acogida en Andalucía

En los recursos de acogida que presta el IAM hay tres niveles: el primero de ellos es el centro de emergencia, al que acude la víctima para ser sometida a evaluación y, en función de sus circunstancias, los especialistas deciden el camino a seguir más adecuado para ella.

El segundo es la casa de acogida, adonde pasan una vez que han sido evaluadas con la intención de “retomar el control de sus vidas” y desde donde entran y salen con total libertad, como era el caso de la víctima, explican las fuentes.

Una vez que logran normalizar su situación y como último paso, se trasladan a pisos tutelados o a domicilios que ellas decidan.

La mujer estaba, por lo tanto, en un “grado medio”, que implica un seguimiento de la víctima, según la subdelegada del Gobierno.

“Hace dos días precisamente la funcionaria de la UFAM (Unidad de Familia y Mujer de la Policía Nacional) que hace su seguimiento estaba en contacto con ella”, ha dicho.

Pero según ha precisado no tenían conocimiento de la supuesta relación que mantenía o mantuvo con el hombre que la apuñaló ayer: ‘Ella en ningún momento lo comunicó’, ha detallado la subdelegada.

EL HUFFPOST PARA IKEA