NOTICIAS
23/03/2021 16:12 CET

Así justifica el Gobierno una España abierta al turismo extranjero

Lo hace por "reciprocidad" con el resto de países europeos que "están haciendo lo mismo".

EFE
Imagen de archivo del aeropuerto de Barajas

La portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha justificado este martes que España permita en Semana Santa los viajes internacionales pero no los desplazamientos domésticos ya que lo hace por “reciprocidad” con el resto de países europeos que “están haciendo lo mismo”.

“Estamos haciendo exactamente lo mismo, en reciprocidad con lo que se está planteando en otros países”, esto es, que las personas que entren en nuestro país dispongan de una PCR reciente negativa y que, una vez aquí, “tienen que respetar y compartir exactamente las mismas limitaciones” que los españoles, ha enfatizado.

Por ello, “si lo españoles pueden entrar con una PCR a otros países, en reciprocidad es lógico que en el conjunto de la UE no haya diferencias”, ha abundado la ministra de Hacienda al ser preguntada reiteradamente por la coherencia de que España permite los desplazamientos internacionales pero no los domésticos.

En este sentido, ha asegurado que ello es compatible además con las “reglas del juego” con las que se dotaron el Ministerio de Sanidad y los consejeros del ramo en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud cuando acordaron una batería de actuaciones coordinadas de cara a la Semana Santa y el Puente de San José, entre ellas la del cierre perimetral de las autonomías.

“Todos los ciudadanos somos muy conscientes de que esta pandemia no entiende de fronteras; la disminución de la movilidad ha sido, hoy por hoy, el arma terapéutica, hasta la aparición de la vacuna, que hemos tenido para frenar los contagios y proteger a las personas más vulnerables”, ha enfatizado.

Más medidas el próximo miércoles

No obstante, Montero ha abierto la puerta a que en su nueva reunión de mañana, el Interterritorial adopte “medidas complementarias” para tratar de evitar la cuarta ola, porque la experiencia, como la de las pasadas Navidades, ya ha demostrado que las consecuencias de tratar de salvar estas festividades “son perores”.

Con todo, la portavoz ha recordado que las comunidades tienen la competencia de asumir nuevas restricciones a las acordadas y que desde el Ejecutivo respaldarán cualquiera de ellas.

Y si una comunidad entiende que no deben entrar a su territorio, “aunque pueda aparentar que no es coherente” con la de personas de otros países, es porque hay esa reciprocidad con la UE, pero también “coherencia” con la delegación de competencias, fruto de la cogobernanza.