Life

Así obsesiona el coronavirus a los consumidores de porno

Ver para creer.

El coronavirus está haciendo que todo cambie. Y por cambiar, cambia hasta el consumo de porno. Estamos tan obsesionados que el COVID-19 que los usuarios de Pornhub buscan vídeos de sexo (¡buscan vídeos de sexo!) relacionados con esta pandemia.

No es un tema puntual, de un país concreto o de un día determinado, es una asunto general. Así se desprende del estudio Información sobre el coronavirus publicado por la web el pasado jueves 12 de marzo.

Tampoco es exactamente así. Hay un día que se tocó techo —el jueves, 5 de marzo— y hay un país en el que relacionar porno y coronavirus provoca especial morbo —Eslovaquia—. Los eslovacos lo buscan un 119% más que la media de los usuarios de todo el mundo. ¡Increíble!

Los siguen los búlgaros y los irlandeses, con un 88% más de búsquedas que la media, y en esta lista de 25 países no hay ni rastro de España.

Así empezó todo

Las primeras búsquedas de coronavirus, corona virus o COVID en Pornhub se produjeron el 25 de enero y no pararon de crecer hasta el 5 de marzo. Ahí llegaron a su punto álgido, con más de 1,5 millones de referencias en el buscador. Esto representa el 23% de las que se han hecho desde el 20 de febrero. Casi nada.

Como todo lo que sube tiene que bajar. Al clímax le siguió un bajón continuado de cuatro días, aunque el asunto parece estar recuperándose y empieza a funcionar de nuevo. El lunes 9 de marzo arrancó un nuevo crecimiento más contenido, que ha seguido hasta el día 12 (fecha del informe).

El caso de España

Que no se busque coronavirus o COVID-19 en Pornhub España no quiere decir que en nuestro país no estén cambiando la forma en que se consume porno. Nada más lejos de la realidad. Esto también va en aumento.

El miércoles 12 de marzo, el día en que arrancó el aislamiento en la Comunidad de Madrid, La Rioja y Vitoria-Labastida, el tráfico español en Pornhub creció un 6,1% respecto al habitual y el momento de máximo apogeo llegó pasada la medianoche. A las 3 de la mañana había un 10,1% más de usuarios de los habituales.

Esto no pudo hacer otra cosa que cambiar el consumo del día después. Si normalmente los españoles son de visionados mañaneros, esta vez hubo un cambio: el tráfico de primera hora fue más bajo de lo habitual y el repunte volvió a subir a la hora de comer, bajó en la siesta y se disparó de nuevo a las 7. Ahí aumento del 6,5%. Se ve que los españoles habían dejado ya de teletrabajar.