Así se puede evitar el error más habitual después de bañarse en la playa

Toda la vida haciéndolo mal.
Una mujer peinándose en la playa
Una mujer peinándose en la playa

El gesto se repite en playas y piscinas con la llegada de los meses de verano. Salir del agua y coger el peine para cepillarse el pelo y desenredarlo antes de que sea demasiado tarde. Sin embargo, esto puede ser perjudicial para la salud capilar y debilitar el cabello.

Tal y como explica el peluquero y estilista Eduardo Sánchez, director de Maison Eduardo Sánchez, el pelo está en su momento más frágil justo después del baño, por eso hay que tener especial cuidado.

“Antes de desenredarlo, es necesario aplicar un acondicionador sin aclarado o el mismo protector solar capilar, para ayudar al desenredado, nutriendo el cabello al mismo tiempo”, señala Sánchez.

Además de utilizar un producto para hidratar el cabello, el estilista señala que debe peinarse sin dar grandes tirones y utilizar un peine de púas anchas.

Si nunca has utilizado fotoprotector capilar, un buen producto para iniciarse es el Protector Capilar Total de Nuggela & Solé, el más vendido de Amazon en su categoría. Este spray protege el pelo de los agentes externos que lo dañan en verano, como la mencionada rotura provocada por la sal marina.

También protege frente al calor y los rayos solares que provocan la destrucción de queratina, además de modificar el color del cabello especialmente en cabellos teñidos, algo que se agudiza con el cloro de las piscinas.

Puede aplicarse de tres maneras diferentes para optimizar al máximo sus propiedades: durante la exposición solar para proteger el cabello, antes de utilizar secador, plancha o rizadores y, por último, también es un aliado para evitar el encrespamiento una vez la melena está seca y peinada.

Alimentos para evitar la caída del pelo