Life

Así va a cambiar tu forma de pagar por internet

A lo mejor ya has empezado a notar las novedades.

¿Compras por internet? Siete de cada 10 internautas lo hacen. A pesar del auge del comercio electrónico, seguro que a menudo te ha invadido una sensación de inseguridad a la hora de pagar y te habrás preguntado si otra persona podía hacerse con los datos de tu tarjeta. No andabas desencaminado: el 80% de las transacciones realizadas por internet hasta ahora se llevaron a cabo en un entorno de compra no seguro, es decir, el cliente no tuvo que introducir ninguna clave a la hora de hacer el pago, según un estudio elaborado por Mastercard y recogido por BBVA en su blog.

Esto no va a volver a pasar. Las instituciones europeas se han puesto las pilas y han iniciado una auténtica revolución para cambiar la forma de comprar por internet. Los 508 millones de ciudadanos de la UE seguro que han oído hablar en las últimas semanas del PSD2. Estas siglas no tienen nada que ver con el androide R2D2 de las películas de Star Wars, sino que significan Payment Service Directive 2, una nueva normativa europea cuyo objetivo es mejorar la seguridad de los pagos online.

La norma que más directamente afecta a los ciudadanos es la autenticación reforzada. Esta exige, según explican desde Bankia, que se utilicen dos de estos tres factores para identificar a los clientes:

1. Factor de Conocimiento: algo que el cliente sabe, como una contraseña.

2. Factor de Posesión: algo que el cliente tiene, como el teléfono móvil.

3. Factor de Inherencia: algo que el cliente es, como la huella dactilar.

Esta normativa europea tendría que haberse comenzado a aplicar ya en España y en el resto de países del club comunitario el pasado sábado 14 de septiembre. Sin embargo, una vez más Spain is different. El 75% de los comercios que vende en internet desconocía la normativa y no estaba preparado, según el estudio de Mastercard. Ante la falta de preparación, el Banco de España se vio obligado a dar una prórroga para que todo esté a punto. Todavía no se sabe cuánto tiempo durará, aunque probablemente sea de 12 o 14 meses, según apuntaba Cinco Días.

A pesar de este tiempo extra, los seis principales bancos que operan en España —utilizados por ocho de cada 10 consumidores— ya han puesto en marcha medidas para asegurar que la persona que compra por internet es la misma que posee la tarjeta. Algunos clientes ya habrán empezado a notar los cambios.

CaixaBank

Los 6,1 millones de clientes digitales de CaixaBank —de un total de 13,7 millones que tiene en España— notarán diferencias cuando entren y operen en CaixaBankNow, el nombre del banco a través de internet. Estos han recibido un correo electrónico esta semana que les indica que deben recordar la contraseña de acceso (PIN) para poder confirmar la identidad y autorizar determinados pagos.

Una novedad la encontrarán quienes cambien de teléfono móvil. Al conectarse por primera vez desde un nuevo dispositivo —un móvil, una tableta o un ordenador—, el banco les pedirá una segunda confirmación, además de su contraseña de CaixaBankNow, a través del mecanismo que habitualmente utilicen para firmar: la aplicación CaixaBank Sign, la tarjeta de coordenadas o una clave recibida en el móvil.

Las operaciones que realicen a través de esta banca digital, como las transferencias, también se verán modificadas. “Si el cliente firma las operaciones a través de la aplicación CaixaBank Sign, se le solicitará adicionalmente su contraseña de acceso a la banca digital, mientras que si usa habitualmente una tarjeta de coordenadas, se le solicitará una clave que recibirá por sms”, explican desde la entidad.

El banco ha recordado a los clientes que deben informar de su número de teléfono móvil para poder enviar esta clave. Algo que pueden hacer a través de la aplicación en el apartado configuración personal o en la oficina.

Santander

A diferencia de sus rivales, los 4,8 millones de clientes digitales de Santander —17,3 millones cliente en total— no han recibido ningún correo electrónico por parte de la entidad que dirige Ana Botín.

Este banco tenía previsto implementar el 14 de septiembre una segunda verificación cuando se pretenda acceder a la banca online y a la aplicación: la idea es que los clientes reciban un mensaje en su móvil. Sin embargo, a la hora de escribir este artículo, todavía no se ha puesto en marcha y se puede acceder a ellas solo con la contraseña de siempre.

BBVA

Los 4,5 millones de clientes digitales de BBVA también han empezado a notar las novedades al operar a través de la web. Un mensaje de alerta aparecía en las últimas semanas nada más entrar: “A partir de septiembre tu [número de] móvil será imprescindible para acceder a bbva.es y a la aplicación. Utilizaremos este móvil **** para la verificación”.

Los cambios han empezado el 14 de septiembre: si un usuario intenta acceder a la banca digital con su contraseña habitual recibirá justo después un mensaje en el teléfono móvil con un código de seis dígitos que tendrá que introducir.

Alerta en la página web de BBVA
Alerta en la página web de BBVA

Al igual que otros actores, el banco recuerda a sus clientes mediante banners que debe mantener actualizada la información de su número de móvil para poder operar con normalidad.

Bankia

Bankia también tiene todo al día desde el 14 de septiembre. Sus clientes deben hacer la doble verificación para poder acceder a Bankia Online y a la aplicación, según ha informado el banco a través de un blog .

“Hasta ahora se accedía incorporando el número del DNI [usuario] y la clave de acceso. A partir de ahora, se añadirá un código que se enviará al móvil del cliente”, explican desde la entidad.

Estos cambios no afectarán a todos los clientes que operan habitualmente en esta entidad por internet, ya que aquellos que accedían a su cuenta en la aplicación a través de la huella digital o de Face ID seguirán accediendo como hasta ahora. “No cambia nada”, señalan.

Bankia
Bankia

Los clientes de Bankia también se verán afectados por otro cambio al pagar en comercios con tarjeta. Habitualmente cuando alguien compra algo que vale menos de 20 euros y paga con un tarjeta sin contacto [contacless], no tiene que poner ningún código en el datáfono. A partir de ahora, cuando se hagan cinco operaciones seguidas o la suma de varias compras con esta misma tarjeta alcance los 150 euros, el cliente tendrá que introducir su PIN.

Sabadell

También el banco Sabadell y su filial ActivoBank han implementado una serie de cambios que solo afectarán a los clientes en algunas ocasiones, depende de su forma habitual de operar. Aunque desde la entidad recomiendan a todos actualizar la aplicación para el móvil.

“Si firmas tus operaciones sin salir de la aplicación, no notarás ningún cambio. Por el contrario, si firmas con una clave que recibes por sms, recibirás una segunda clave en el móvil”, cuenta el banco en el correo remitido a los clientes esta semana.

Algo similar ocurre cuando operen a través de la banca online, los clientes recibirán de manera ocasional una clave adicional en su teléfono móvil.

Bankinter

Los cambios en Bankinter llegaron el 14 de septiembre. Sus 800.000 clientes —sin incluir a los de filiales como Evo— recibieron durante la semana pasada un correo en el que les informaba de los cambios y les recordaba que debían tener actualizadas sus claves de acceso y su número de móvil. Al tener un tipo de cliente más joven, formado y urbano que la competencia, el 93% de los usuarios de este banco realizan gestiones online de manera habitual en su cuenta.

“A partir de ahora, para acceder a sus cuentas a través de los canales de banca digital, el cliente tendrá que introducir su usuario y contraseña como hasta ahora y, además, un código numérico que se le enviará por mensaje a su teléfono móvil”, explican desde la entidad. Este mismo sistema se utilizará cuando intenten realizar una operación.

Apps de consumo colaborativo