NOTICIAS
04/12/2020 13:05 CET

Aunque sean al aire libre, evita las aglomeraciones

Hay vida más allá de la Gran Vía.

Diego Radames/SOPA Images/LightRocket via Getty Images
La gente observa el alumbrado navideño en la Puerta del Sol, Madrid, el pasado 26 de noviembre.

Ignacio Aguado, vicepresidente de la Comunidad de Madrid, empieza a quedarse solo en su defensa de las aglomeraciones en calles como las que se vieron la semana pasada por el centro de Madrid. Ante las imágenes de las principales vías de la capital abarrotadas de gente, Aguado dijo que “mejor en la calle que en casa”.

Pasado el fin de semana, el Ministerio de Sanidad dio un toque, pidiendo “prudencia y sentido común” a la población para “evitar las aglomeraciones” y la transmisión del coronavirus.

Este viernes, las autoridades madrileñas han recogido el testigo, y el viceconsejero de Salud Pública de la Comunidad de Madrid, Antonio Zapatero, ha anunciado que “los Ayuntamientos de Madrid deberán adoptar medidas de control de aforo en aquellas vías donde se prevea alta densidad” desde este sábado hasta el 8 de enero. Madrid ha prohibido además la celebración de las campanadas de Nochevieja en las plazas y ha establecido que las cabalgatas serán en “recintos acotados” y con el público sentado. 

“Es imprudente hacer esas convocatorias”

Hasta ahora se ha hecho mucho hincapié en que lo más recomendable para prevenir los contagios era estar al aire libre, y esto sigue siendo cierto. Pero no todo vale. 

“El aire libre es el sitio donde mejor puedes estar, y los exteriores son los lugares donde es más difícil contagiarse. Pero es imprudente hacer convocatorias donde la gente va a estar apretujada en una aglomeración intensa y estática”, explica Ildefonso Hernández, catedrático de Salud Pública y portavoz de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS). “Al ser estática, es más difícil desenvolverse y evadirse de gente que, por ejemplo, usa mal la mascarilla, te toca o estornuda”, ilustra.

Esos eventos pueden desembocar en otras aglomeraciones, ya sea en tiendas, en bares o en el metro, donde a veces es difícil controlar el aforo

“Si todo el mundo está en movimiento y con la mascarilla bien puesta, no debería pasar nada, pero una aglomeración nunca es ideal”, resume Hernández. 

“Además, esos eventos pueden desembocar en otras aglomeraciones, ya sea en tiendas, en bares o en el metro, donde a veces es difícil controlar el aforo”, añade el epidemiólogo. “Definitivamente, no es lo ideal. Lo ideal es que la gente salga escalonada, y no se puede dar la indicación de que se puede hacer todo”, zanja Hernández.

Si vas a consumir, que sea en tu barrio

Pedro Gullón, epidemiólogo social y médico especialista en medicina preventiva y salud pública, confiesa que no le inquietaron demasiado las imágenes que se vieron el pasado fin de semana con motivo del Black Friday y del alumbrado navideño en el centro de Madrid, “pero sí las actividades que pueden ir acompañadas a esos paseos”. 

“Estar en la calle no es peligroso; además la gente va con mascarilla y, a priori, están en movimiento, así que sólo se cruzan unos segundos entre sí. Lo peligroso es que la gente no está sólo paseando por el centro viendo las luces, sino que seguro que luego pasan a cualquier tienda o centro comercial donde dudo mucho que se estén respetando los aforos”, sostiene Gullón. “Y ahí ya hablamos de un espacio interior donde seguramente estés más tiempo, y donde toqueteas más objetos”, añade.

Es más razonable comprar en los comercios locales

El tema de las compras, al tener un cariz económico, es un asunto sensible, por eso a los dirigentes les cuesta disuadir a la población de hacerlo. “Ninguna Administración va a decir: ‘No consumáis’”, reconoce Pedro Gullón, que, en su lugar, propone lanzar el mensaje: “Si vas a consumir, que sea de una forma deslocalizada”. Esto es, “no hace falta que todo el mundo vaya al mismo sitio los mismos días y en la misma franja horaria, ya sea a comprar o a pasearse. Tenemos ciudades con territorios muy diversos; no todo es la Gran Vía”, recuerda el epidemiólogo.

Un mensaje similar ha lanzado este viernes Alberto Garzón, ministro de Consumo, en una entrevista en Televisión Española. “No es lo mismo comprar en una gran multinacional a distancia que hacerlo en el barrio. Es más razonable comprar en los comercios locales”, ha afirmado el ministro. Si antes de la pandemia se recomendaba apostar por los comercios de barrio, ahora más si cabe con el fin de evitar aglomeraciones en grandes centros comerciales.  

Evita horas puntas y calles abarrotadas

La Comunidad de Madrid ya ha ordenado limitar los aforos en las vías más populares desde este fin de semana, sin especificar cómo llevarán a cabo estos controles. En cualquier caso, el consejo de los epidemiólogos es sencillo. “Si sabes que en alguna zona hay mogollón o si hay una calle abarrotada, evítalas salvo que sea estrictamente necesario, igual que las horas punta de los comercios”, recomienda Federico Arribas, portavoz de la Sociedad Española de Epidemiología (SEE).

“Y si estás en una terraza, quítate sólo la mascarilla para comer y beber, e intenta no hablar en ese momento”, recalca Arribas. “No tiene sentido que uno, cuando va solo por la calle, lleve siempre mascarilla y después, cuando se reúne con sus amigos en una terraza o en una casa, se la quite nada más sentarse, cuando está a 70 centímetros del otro”, recuerda el epidemiólogo.

Photo gallery Qué opina la prensa internacional de la gestión de España durante el coronavirus See Gallery