Ayuso critica que se pueda cambiar de sexo o abortar al margen de los padres pero cuente su renta para las becas

"Y por tanto, que tu esfuerzo, mérito y superación no cuenten", ha añadido la presidenta de la Comunidad de Madrid.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ve “sorprendente” que los menores puedan cambiar de sexo o abortar sin tener en cuenta la opinión de sus padres pero que no puedan optar a becas en función de la renta de los progenitores.

Así se ha explicado la dirigente popular este jueves ante los medios al explicar su decisión de dar ayudas en centros privados a familias con rentas mayores a los 100.000 euros.

″Lo que veo sorprendente es que puedas cambiar de sexo o abortar al margen de tus padres, de las decisiones de ellos, pero no puedas optar a becas en Bachillerato o Formación Profesional si tus padres tienen un nivel adquisitivo u otro y por tanto, que tu esfuerzo, mérito y superación no cuenten”, ha apuntado literalmente en un acto desde Boadilla del Monte (Madrid).

“Lo que proponemos nosotros es la libertad real de las familias para que, por ejemplo en Infantil, elijan, porque así es como queremos enfocar la educación en Madrid, el tipo que educación que quieren para sus hijos desde las escuelas infantiles y sin este tipo de becas esto n podría existir”

Ayuso no ha dudado en hablar de Sánchez en cuanto ha tenido ocasión. Ha reconocido que, además de lo anterior, “también me llama la atención que la izquierda no diga nada de que el Gobierno de Sánchez beca no a familias de 100.000 como en Madrid, sino de 150.000 para las becas universitarias y no se diga nada”.

“Lo que proponemos nosotros es la libertad real de las familias para que, por ejemplo en Infantil, elijan, porque así es como queremos enfocar la educación en Madrid, el tipo que educación que quieren para sus hijos desde las escuelas infantiles y sin este tipo de becas esto no podría existir”, ha rematado en un alegato un tanto confuso.

Según ha detallado El País, el Gobierno madrileño permitirá que las familias con un hijo que cuenten con un ingreso de hasta 107.739 euros puedan obtener las ayudas públicas. Un rango muy superior a los 30.000 euros de renta que estaban fijados para las ayudas para Bachillerato, 60.000 euros para Formación Profesional o 75.000 euros las de Educación Infantil.