POLÍTICA
28/07/2020 12:19 CEST | Actualizado 28/07/2020 13:58 CEST

La Comunidad de Madrid ordena el uso obligatorio de mascarilla

Terrazas y locales nocturnos solo podrán abrir hasta la una y media; se limitan a diez personas las reuniones en espacios públicos y se creará una cartilla Covid.

La presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha anunciado que será obligatorio el uso de la mascarilla en la Comunidad, también en las terrazas, después de semanas sin tomar esta decisión como han hecho la mayoría de las autonomías.

En una comparecencia, Ayuso ha señalado que se hace obligatorio el uso en todos los espacios públicos, “incluidas las terrazas”, y aunque haya distancia de seguridad. “La inmensa mayoría de los madrileños ya la están llevando”, ha sostenido. Esta medida será aplicable para mayores de 6 años desde este jueves.

La presidenta de Madrid ha avanzado también que las terrazas y los locales nocturnos deberán cerrar a la una y media de la madrugada, dentro del paquete de medidas anunciado para evitar volver a atrás y el confinamiento. Van a tener la posibilidad de que los últimos clientes entren a la una de la madrugada y habrá un registro de DNI y de número de contacto.

En reuniones al aire libre o interior en espacios públicos solo podrá haber diez personas.

 

Se recomiendan reuniones privadas de no más de diez personas

Se limitan los grupos en las terrazas hasta diez personas, ha añadido la dirigente del PP, que ha precisado que ha recomendado que no haya reuniones de más de diez personas en el ámbito privado y domicilios.

Ha hecho peticiones al Gobierno central, además, como que la Conferencia de Presidentes del próximo viernes se celebre de manera telemática y así dar ejemplo ante los ciudadanos.

Las decisiones de Ayuso llegan en un momento en el que crecen los rebrotes en todo el país y se está dando un varapalo al turismo a raíz de las recomendaciones de Reino Unido y Alemania de no viajar a algunas zonas del país.

La presidenta también ha propuesto la creación de una cartilla covid para las personas que han pasado la enfermedad y tienen anticuerpos para que puedan hacer vida normal, algo que ha solicitado que haga también el Gobierno central. Para demostrar quiénes no contagian y pueden volver a la “normalidad”, además de “proteger a los vulnerables”. Su objetivo: que funcione ya en septiembre.

Ayuso también ha informado de que piensa doblar el número de rastreadores, hasta 360, será ampliable “según las necesidades”. Por eso se van a pedir los números de teléfono y los DNI en los locales nocturnos para hacer seguimientos si se producen casos positivos.

Una recomendación de la Comunidad de Madrid: no compartir ni vasos ni copas ni ‘minis’. La orden suspende el uso compartido de cachimbas o pipas de agua en cualquier tipo de establecimiento. La mayoría de los casos, según ha detallado la Comunidad, son menores de cuarenta años y la media ha bajado 20 años en apenas unas semanas.

La Comunidad de Madrid ha informado a Sanidad de que hay 11 brotes, con 70 contagiados (principalmente en el ámbito familiar y laboral). El Gobierno regional está siguiendo los casos de unas diez mil personas.

Desde el Ejecutivo regional se ha hecho un llamamiento: “evitar aglomeraciones”.

Photo gallery Cosas que no sabías de Díaz Ayuso See Gallery
Photo gallery Mascarillas: cuáles protegen y cómo lo hacen See Gallery