NOTICIAS
18/10/2019 15:59 CEST | Actualizado 18/10/2019 16:01 CEST

Barça y Real Madrid coinciden en jugar el 'clásico' el 18 de diciembre

Competición había dado hasta el lunes a ambos clubes para pactar una fecha.

NurPhoto via Getty Images

El Real Madrid está de acuerdo con el FC Barcelona para la nueva fecha del clásico del fútbol español en el Camp Nou y tras recibir la resolución del Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) propone el 18 de diciembre.

Con una nota de prensa difundida a primera hora de la tarde del viernes, el Real Madrid hace público su deseo de jugar en Barcelona el 18 de diciembre, fecha que comparte con su rival tras el aplazamiento del clásico por la situación que se vive en Cataluña tras la sentencia del procés.

“Ante la resolución del Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol de aplazar el partido que se debía disputar el sábado 26 de octubre entre el FC Barcelona y el Real Madrid, y que establece que los clubes acuerden una nueva fecha para la celebración del mismo, el Real Madrid comunica que la fecha propuesta por ambos clubes es la del 18 de diciembre”, reza el comunicado difundido por el club blanco.

Por su parte, en una nota de prensa enviada este mediodía a los medios de comunicación, el FC Barcelona explica que este jueves el club azulgrana “trasladó al Comité de Competición de la RFEF su negativa a jugar el partido en el Estadio Santiago Bernabéu, tal como había propuesto la Liga de Fútbol Profesional”.

“El deseo del Club habría sido jugar el Clásico en el Camp Nou el día 26, tal como estaba previsto, y así se comunicó en el escrito de alegaciones presentado al Comité. El Club tiene una confianza absoluta en la actitud cívica y pacífica de su masa social, que siempre se expresa en el Camp Nou de manera ejemplar”, añade el texto.

Las protestas convocadas en Cataluña contra la sentencia del Tribunal Supremo que ha condenado a los del procés por sedición y malversación, y los disturbios registrados en las movilizaciones en Barcelona, donde este viernes se desarrolla una huelga general, ha afectado así también al mundo del deporte.

Tras los primeros altercados violentos, el presidente de LaLiga, Javier Tebas, emprendió una iniciativa para que el Clásico, que se debía disputar el 26 de octubre en el Camp Nou, se jugara en el ernabéu, propuesta que ha sido rechazada por los dos clubes.

La RFEF comunicó esta mañana el aplazamiento y dio a Barcelona y Real Madrid de plazo hasta el lunes a las 10:00 horas para que se pusiesen de acuerdo en una fecha.

El Barcelona concluye su escrito con este posicionamiento: “Recibida la resolución del Comité de Competición de la RFEF de aplazar definitivamente el partido alegando ‘circunstancias excepcionales’, y dado que establece que los clubes acuerden una nueva fecha para la celebración del partido antes del lunes, el Club propondrá la fecha del 18 de diciembre”.

Finalmente, el Barça añade su lamento hacia los socios, peñistas y aficionados “por la molestias que este aplazamiento pueda ocasionar”, y asegura que ha activado los procedimientos necesarios “para devolver el dinero de las entradas adquiridas, a partir del lunes”.

ESPECIAL PUBLICIDAD