NOTICIAS
20/02/2020 21:22 CET

Bartomeu se enreda con el 'Barçagate'

"El club es un barco a la deriva", indica Sique Rodríguez, uno de los periodistas que ha desvelado el escándalo de las redes sociales en el Barça.

NurPhoto via Getty Images
Josep María Bartomeu, presidente del Barcelona.

“Hay un dicho popular que dice que las ovejas no pueden ver al pastor débil, porque como el rebaño se desmadre, ya hay lobos esperando. Eso es el Barça ahora mismo. El pastor es Bartomeu y está débil”. 

La frase la pronuncia al teléfono Sique Rodríguez, el periodista de la Cadena SER cuya exclusiva sobre las prácticas del club en redes sociales ha provocado la enésima crisis institucional en el Barcelona, ya conocida como el Barçagate

Este 17 de febrero, en el programa Què t’hi Jugues! de SER Catalunya, Rodríguez desvelaba que el Barça contrató a I3 Ventures, una empresa especializada en crear estados de opinión en las redes sociales que se dedicó a publicar mensajes, a través de varias cuentas de Facebook, contra jugadores y exjugadores del Barça, así como contra posibles candidatos rivales del actual presidente del club, Josep María Bartomeu

Entre los afectados, Messi, Piqué, Xavi Hernández, Carles Puyol, Pep Guardiola, Laporta y Víctor Font, empresario aspirante a la presidencia culé

Después, I3 Ventures daba cuenta a la entidad presidida por Bartomeu con informes como los que ha desvelado la propia emisora, donde se recogía la evolución tanto en tráfico como en impresiones de las cuentas creadas por la empresa.

Según la SER, el club pagó por estos servicios cerca de un millón de euros en pagos divididos y asignados a distintos departamentos. Otros medios han apuntado a que el monto total es de 800.000. 

El administrador de la empresa, Carlos Ibáñez, lo ha negado en una entrevista concedida este jueves a Catalunya Ràdio, donde ha asegurado que el club sólo pagó 198.000 euros por año. 

“Ha mentido para salvar su culo”, asegura Rodríguez a El HuffPost. “Sólo ha sacado una factura, qué casualidad, la de 198.000 euros, porque con 200.000 ya tiene que pasar por la Junta Directiva. Sólo ha sacado una, pero hay más”, indica. 

El periodista no se cree las palabras del responsable de la empresa, quien ha asegurado que sólo se dedicaban a monitorizar redes sociales y ha rechazado haber generado contenidos negativos contra miembros del club. Además, se ha presentado como “munición que se está utilizando para atacar a la directiva” 

“Ha reconocido lo único que se ha visto obligado a reconocer y ha explicado su versión sesgada de la historia”, indica Rodríguez, quien asegura que fuentes del propio club han reconocido que la empresa no sólo se dedicaba a monitorizar en redes. 

De hecho, según la información desvelada por la SER, la empresa creó decenas de cuentas en Facebook y Twitter, con miles de seguidores, que buscaban mejorar la imagen pública de Bartomeu con mensajes contra sus detractores. 

También el club negó, nada más hacerse pública la información de la SER, “ninguna relación y la contratación de servicios vinculados a cuentas de redes sociales que hayan difundido mensajes negativos o de menosprecio en relación con cualquier persona, entidad u organización que tenga o haya tenido relación con el club”. 

Y defendió a la empresa, afirmando que no tenía “ningún vínculo con estas cuentas”. Sin embargo, apenas 24 horas después el propio Bartomeu anunciaba la rescisión del contrato con I3 Ventures. Lo hacía “después de comprobar que una de las cuentas vinculadas a esta empresa ha hecho comentarios inadecuados a personas de nuestra organización”. 

Pero Rodríguez afirma que no sólo es una cuenta, sino que hay más de las seis que, de momento, han podido certificarse. “Y no sólo de Facebook, también de Twitter”, indica. 

Además, el periodista asegura que este es un tema que varios periodistas catalanes llevan siguiendo desde el mes de julio, recordando un artículo de Albert Llimós en Ara.cat hablando sobre este asunto. ”¿Por qué desde julio hasta ahora no han frenado los mensajes?”, se pregunta Rodríguez. “Lo único que se me ocurre es que lo sabían y lo aceptaban”. 

“Me da la sensación de que el Barça se ha querido meter en una batalla digital que te lleva a terreno pantanoso, que ahí se cruzan demasiadas líneas y que les hemos pillado”, indica el periodista de la SER, quien asegura que sólo ha salido “una pequeña parte de lo que hay”.  

Sique Rodríguez, uno de los periodistas de la SER que desvelaron este caso: "Si Bartomeu no depura responsabilidades, el tsunami se los va a llevar por delante"

En su opinión, el presidente Bartomeu debería “cortar de verdad la relación con esta empresa, depurar responsabilidades y dejar claro que la información de la SER era totalmente cierta”. 

No se moja, eso sí, en si debe convocar elecciones, algo que ya han pedido sus opositores. “No voy a iniciar una campaña para cargarse a Bartomeu, lo que quiero es que quede claro que lo que hemos contado es verdad, que corten vínculos con la empresa y que sean valientes para depurar responsabilidades. Porque, si no lo hacen, el tsunami se los va a llevar por delante”. 

¿Prevé alguna dimisión? Dependerá de “si entra la bolita o no”, dice Rodríguez. “Internamente, la sensación que tengo es que es un barco a la deriva, que el ambiente es preelectoral, tanto dentro como fuera, y que el equipo es quien va a sostener al club”. 

Porque el embrollo traspasa las puertas del vestuario hasta el punto de que el propio Bartomeu se reunió esta semana con los capitanes del equipo para tratar de tranquilizarles. 

Encuentro que se produjo después de observar la reacción de alguno de ellos, como Piqué, que llamó “títere” al periodista Marçal Llorente, que defendió en Twitter a Bartomeu:  

Preguntado por este asunto en una entrevista en Mundo Deportivo, Messi ha asegurado que ve “raro que pase una cosa así”. “Habrá que esperar a ver si es verdad o no”, agregó. 

Sique Rodríguez no cree que el club fuera consciente de que se estaba atacando a los jugadores y le sorprendió especialmente los mensajes contra Piqué, principalmente relacionados con la celebración de la Copa Davis, de la que el central culé es organizador.

“Los mensajes van más enfocados a potenciar la opinión de la Junta Directiva, que es que hay futbolistas acomodados, que es una cosa que gente de dentro del club te dice y que reconoció el propio [Eric] Abidal [director deportivo del Barça]”, indica el periodista. 

Tercera crisis en menos de dos meses

Precisamente Abidal es el protagonista de la última crisis abierta en el seno del club, que ya lleva tres en apenas dos meses.

El dirigente culé aseguró en una entrevista concedida a Sport que “muchos jugadores no estaban satisfechos ni trabajaban mucho con Valverde”, en relación al técnico vasco, cesado el pasado 13 de enero.

Frase que no gustó nada a Leo Messi, quien contestó, para sorpresa de todos, a través de su cuenta de Instagram:

“Sinceramente, no me gusta hacer estas cosas pero creo que cada uno tiene que ser responsable de sus tareas y hacerse cargo de sus decisiones. Los jugadores asumen lo que pasa en la cancha y además somos los primeros en reconocer cuándo no estuvimos bien. Los responsables del área de la dirección deportiva también deben asumir sus responsabilidades y, sobre todo, hacerse cargo de las decisiones que toman. Por último, creo que cuando se habla de jugadores habría que dar nombres, porque si no se nos está ensuciando a todos y alimentando cosas que se dicen y no son ciertas”. 

INSTAGRAM: LEO MESSI
Messi contesta a Abidal en Instagram.

A esto se suma que tampoco gustó mucho en la plantilla la destitución de Ernesto Valverde.

Sólo hay que leer lo que Messi ha dicho sobre él este mismo jueves en Sport. “Al final lo más fácil es echar al entrenador que cambiar a todos los jugadores y los entrenadores saben que es así”, ha indicado el capitán culé, que se refiere al técnico vasco como “un gran entrenador” y “una grandísima persona”. 

Y si el líder del rebaño no está cómodo, el pastor ya puede echarse a temblar.

#CuandoElDescansoEsUnSueño