Así es la vida de ermitaña de Beatriz Montañez

"Caí enferma grave cuatro días", ha contado la periodista.
Beatriz Montañez en su casa durante una entrevista en 'laSexta'.
laSexta
Beatriz Montañez en su casa durante una entrevista en 'laSexta'.

Hace apenas una semana el nombre de Beatriz Montañez resurgía en los titulares después de cinco años. La que fuera presentadora de El Intermedio (laSexta) estaba desaparecida. Y quería estarlo. Desde hace un lustro vive en una casa en mitad del bosque que da nombre a su último libro, Niadela (Errata Naturae).

Según cuenta Montañez en un reportaje publicado por laSexta, su día a día en esta casa rústica —no cabaña como se informó en un primer momento— a 400km de Madrid es de “conexión con la naturaleza 24 horas” y se basa en escribir, cortar leña y hacer vida en el campo.

Tal es su desconexión que durante año y medio prescindió de corriente eléctrica. Por no hablar de internet o televisión. “Estuve un año y medio viviendo con velas, no había electricidad, había agua corriente pero no caliente. Después de un año me di cuenta de que me salía mucho más rentable instalar un equipo fotovoltaico que las velas, porque eran más de 100 euros al mes en velas”, relata.

Beatriz Montañez en su casa en el bosque.
laSexta
Beatriz Montañez en su casa en el bosque.

La periodista señala que, para darse cuenta de lo que quería hacer en su vida, tuvo que “parar” y trasladarse a esta austera casa “prestada”. “Qué poco valoramos que no tengamos que calentar agua durante una hora, cubos y cubos, para poder lavarme con agua caliente, lo básico”, señala en la entrevista.

Para Montañez, su día a día se basa en su conexión total con la naturaleza. Cuenta que dedica una hora al día a cortar leña la cual coloca en una estufa en el interior de la casa y que después de comer se sienta a escribir en su ordenador hasta medianoche.

“No me puedo sentir sola, puedes escuchar los pájaros, el fluir continuo del río...”, relata. En su entrevista con Cadena Ser en la que habló por primera vez de su nueva vida contó también que se había vuelto vegana. “Me parecía que era incoherente estar en mi familia rodeada de animales y luego comérmelos. Como legumbres, semillas, verduras frescas y raíces, como María Teresa de Calcuta”, dijo entonces.

Beatriz Montañez cortando leña en su casa en el campo.
laSexta
Beatriz Montañez cortando leña en su casa en el campo.

“He pasado fiebres muy altas”

A pesar de lo idílico que le pudiera parecer en un primer momento, la vida rural también tuvo otros episodios más duros para Montañez. La periodista se intoxicó con unos “hierbajos” y estuvo varios días gravemente enferma.

“Cuando creía que lo sabía todo y que era tan estúpida como creer que era lo suficientemente inteligente como para poder valerme sola, empecé a coger hierbajos y caí enferma grave cuatro días”, señala.

Beatriz Montañez leyendo en su casa en el bosque.
laSexta
Beatriz Montañez leyendo en su casa en el bosque.

Como otro momento difícil, pero menos dramático, la periodista confiesa a los que fueron sus compañeros de cadena en laSexta que si algo echa de menos es “el contacto con la piel de otra persona”. “Vivo un continuo momento duro, todavía soy joven y aquí no hay sexo. A no ser que te gusten mucho los árboles”, bromea.

Por el momento, Montañez no se plantea volver al bullicio de la ciudad ni mucho menos volver a ponerse al frente de las cámaras. Del éxito en la pequeña pantalla a vivir con 150 años en su Nadiela, Montañez tiene clara que opción elegir.

Siete buenas casas en un árbol