POLÍTICA
05/10/2021 23:36 CEST | Actualizado 05/10/2021 23:58 CEST

Ione Belarra afirma que no conocía la medida del bono de vivienda para jóvenes anunciada por Sánchez

La ministra de Derechos Sociales y líder de Podemos asegura que la medida “no está incluida en la ley de vivienda”.

Eduardo Parra/Europa Press
La ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, en el Congreso de los Diputados, en septiembre, en Madrid.

La ministra de Derechos Sociales y líder de Podemos, Ione Belarra, ha asegurado este martes que el bono de vivienda para jóvenes que ha anunciado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no se negoció con Podemos y que estudiará “en detalle” la medida propuesta por el jefe del Ejecutivo, pues la desconocía.

“El presidente puede dar más detalles sobre esta medida. Me gustaría estudiarla en detalle y mirarla bien”, ha señalado en una entrevista en la Cadena Ser, en la que ha desvelado que la medida anunciada por Sánchez “no está incluida en la ley de vivienda” que negocian PSOE y Unidas Podemos.

En este contexto, la ministra ha defendido que llevan “muchos meses trabajando” y “han tratado de ser exquisitos” en las propuestas “que han puesto encima de la mesa”. “No nos podemos permitir que las medidas no funcionen”, ha subrayado Belarra, que ha insistido en que no conocía el bono de vivienda para jóvenes.

Eso sí, la secretaria general de Podemos ha matizado que “el presidente puede hacer todos los anuncios que considere oportunos”. Además, ha señalado que este anuncio ha traído a colación las ayudas al alquiler del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero “que tuvieron como consecuencia que muchos arrendadores dijeron: ’Bueno, como sé que te van a dar una ayuda de x euros te voy a subir el alquiler 50 euros”, ha apostillado.

En este sentido, la titular de Derechos Sociales ha hecho hincapié en que la medida “vaya acompañada de la regulación de precios” y que en esta cuestión, que ha sido la más difícil de sacar adelante, es en la que se han concentrado durante estos meses, ha asegurado.

Ha recordado, también, los “durísimos” años de desahucios en el “país del pelotazo urbanístico” en el que se entendía la vivienda “como un bien de mercado”, como “algo con lo que se podía especular”.

La ministra ha aprovechado para otorgar el éxito de esta ley de vivienda, que asegura que está “prácticamente terminada”, a la movilización en defensa del derecho a la vivienda. Preguntada sobre si la norma tiene fecha, la dirigente de la formación ‘morada’ ha respondido afirmativamente. “Yo he defendido que era preferible un buen acuerdo porque la ciudadanía no está para que llevemos a cabo negociaciones tibias”, ha añadido.

18 meses de plazo

El Gobierno ha decidido darse un plazo máximo de 18 meses, desde la entrada en vigor de la futura ley de vivienda, para trabajar con las comunidades autónomas y las administraciones implicadas los índices de precios de los alquileres que servirán de referencia a los territorios para aplicar las limitaciones e incentivos que se contemplen en esa norma, según informan fuentes gubernamentales.

Belarra, por su parte, ha señalado que durante este lapso de tiempo “todo el mundo tiene que congelar los precios del alquiler hasta que se definan los índices”.

Además, a las comunidades autónomas que ya se han posicionado en contra de la ley, del PP principalmente, la ministra les ha pedido que “piensen en su gente”, mientras les ha recordado que esta es “la norma europea”. “Va a haber comunidades que no se van a dedicar a proteger a la gente, como es la Comunidad de Madrid (...) Creo que es importante la libertad material para llegar a fin de mes”, ha enfatizado.

El 30% para vivienda social

Belarra también ha puesto de relieve que la ley cuenta con otras medidas “importantísimas”. En concreto, ha hecho referencia a la reserva del 30% en toda la nueva construcción para vivienda protegida, iniciativa que “será obligatoria en todo el país”.

“Yo entiendo que ha reinado la ley de la selva”, ha comentado la ministra, que ha afeado que el exministro de la Vivienda José Luis Arrese dijera que España tenía que convertirse “en un país de propietarios”.

Por último, ha lanzado un mensaje de tranquilidad a los pequeños propietarios. “Lo único que vamos a hacer es congelar los precios y, además, les vamos a dar incentivos fiscales para que a todos los pequeños propietarios les salga a cuenta bajar los precios”, ha zanjado. 

NUEVOS TIEMPOS