Ben Affleck y Jennifer Garner, la expareja que se pone de acuerdo para generar polémica

Y todo después de la ruptura del actor con Ana de Armas.
Ben Affleck, Ana de Armas (el perro) y Jennifer Garner.
Ben Affleck, Ana de Armas (el perro) y Jennifer Garner.

La semana pasada Ben Affleck y Ana de Armas se convirtieron en noticia por su ruptura tras un año de relación. No fue una noticia libre de polémica, ya que la prueba irrefutable del fin de su romance se encontró en los contenedores de la entrada de la vivienda de Affleck: allí apareció una figura de cartón a tamaño real de su ya exnovia.

Este fin de semana el director fue fotografiado entrando a su casa mientras cargaba con varios paquetes, al mismo tiempo que intentaba que no se le cayeran los pantalones. No lo consiguió. Y ahora la que tampoco ha conseguido ocultar sus intimidades es su exmujer y madre de sus tres hijos, Jennifer Garner. Los planetas se alinean.

La actriz ha roto a llorar en pleno directo en Instagram, durante una sesión de meditación con su coach Chealse Jackson. Empezó tranquila, pero de forma inesperada apareció el baño de lágrimas.

Garner generó preocupación entre sus seguidores, que comenzaron a bombardearla con preguntas sobre la causa de semejante llanto.

“Claramente ocurre algo”, dijo uno de ellos en un tono muy revelador. Lo único que ella contestó fue “no sabía que necesitaba tanto esto”, y ha dejado a todo el mundo con la duda y teorizando sobre la escena.

Comentarios que llegan justo cuando todo el mundo habla también de su exmarido, con el que se casó en 2005 y del que se separó en 2018. Según fuentes cercanas al actor consultadas por Page Six, Affleck y Ana de Armas decidieron romper su relación porque la actriz de 32 años quiere tener hijos en un futuro, un deseo que no compartía con el protagonista de Perdida, que ya es padre.

Por otro lado, la revista People publica que ha sido la actriz hispano-cubana la que ha puesto el punto y final a “una relación complicada”. “Ben ya no sale con Ana. Ha sido ella la que ha roto. Ana no quiere vivir en Los Ángeles y Ben obviamente tiene que hacerlo ya que sus hijos viven en esta ciudad”, apuntaron.

Affleck y de Armas se conocieron en el set de rodaje de Deep Water en 2019. La película se estrenará el próximo verano, con unos protagonistas que ya son expareja.

Ben Affleck y Jennifer Garner