NOTICIAS
06/10/2021 22:43 CEST | Actualizado 06/10/2021 23:00 CEST

Bibiana Aído, sobre la violencia política machista: "Si hubiera sido hombre, me hubieran machacado menos"

La exministra es la representante de ONU Mujeres en Colombia.

Carlos Alvarez via Getty Images
Bibiana Aído, primera ministra de Igualdad en España durante 2008-2010.

El ministerio de Igualdad se estrenó en la política española bajo la dirección de Bibiana Aído en 2008, durante la gestión de José Luis Rodríguez Zapatero. Una década después, su extitular ha reconocido la resistencia y la discriminación que sufrió en esa época por ser una mujer política joven.

En los micrófonos de Cadena Ser, Aído ha confesado que “si hubiera sido un hombre, la hubieran machacado menos”. Durante su gestión, la exministra fue criticada por varias frases como “miembros y miembras” y “un feto de trece semanas es un ser vivo, pero no un ser humano”.

Aído abre así un debate que ya existe en algunos países pero que a España aún no ha llegado: la violencia política contra la mujer. “Que no se hable en España no significa que no exista”, ha señalado.

Sobre este tema, la exministra socialista ha mencionado un estudio que revela que el 82% de las parlamentarias ha sufrido violencia psicológica y por ello ya hay países que están legislando sobre la protección de las políticas como en Colombia o Ecuador. 

En ese sentido, Aído también ha hecho referencia y criticado el momento en el Congreso cuando el diputado de Vox, José María Sánchez, llamó “bruja” a la diputada Laura Berja. “No sé si has escuchado decir ‘brujo’ a un político”, ha preguntado.

Desde una perspectiva más alejada, Aído no ha considerado que durante su gestión “pagara un precio personal”. Sin embargo, ha criticado que la política está muy estereotipada contra las mujeres; al mismo tiempo que ha aplaudido que hay más mujeres jóvenes en la política actual y más diversidad. “La política se tiene que parecer a la sociedad”, ha añadido.

Actualmente, Bibiana Aído es la representante de ONU Mujeres en Colombia y ha reconocido que “no echa de menos la política española”. “Tengo vocación de servicio, pero la dedicación de la política debe ser temporal”.

La mujer no es objeto de disputa política

La exministra también ha hablado sobre el negacionismo desde la extrema derecha de la violencia de género y ha señalado que “no es válido” y que estas posiciones “hacen daño al debate”.

Según ha expresado, la mujer no se puede convertir en un objeto de disputa política y ha mencionado que debería haber un amplio consenso sobre el tema.

Como feminista reconocida, Aído ha expresado que las mujeres no son un colectivo y ha recordado que “las mujeres no se mueren, las matan”.

Montar un ministerio desde cero

Aído tuvo el reto de convertir una secretaría de Estado en un ministerio y eso le supuso resistencia incluso hasta en su propio partido.

Además fue pionera en poner temas sobre la mesa dentro de una sociedad que “no tenía un alto nivel de conciencia social”. Entre otros logros, Aído impulsó la Ley de sexualidad reproductiva, la Ley de interrupción voluntaria del embarazo o el primer plan contra la trata de mujeres.

“Conseguí muchas cosas que me propuse porque no sabía que eran imposibles”, ha recordado.

NUEVOS TIEMPOS