Biden habla de "veneno de la supremacía blanca" tras la matanza racista en Búfalo

El sábado, un joven autodenominado "supremacista y fascista" mató a diez personas, en su mayoría de raza negra.

Joe Biden considera que la supremacía blanca es un “veneno en el cuerpo político estadounidense”. Con esta contundente reflexión se ha referido a la última matanza racista desde el mismo escenario donde ocurrió, el supermercado Tops, de Búfalo (Nueva York, EEUU).

El presidente de EEUU se desplazó hasta el lugar donde un supremacista de 18 años mató a diez personas el pasado sábado, un atentado que el propio Biden ha calificado como “terrorismo nacional”.

“Lo que pasó aquí es simple y directo: terrorismo. Terrorismo nacional. Odio, que a través de los medios, la política e internet ha radicalizado a individuos enfadados, alienados, perdidos y aislados haciéndoles creer, falsamente, que serán reemplazados (por otras razas)”, ha añadido.

El sospechoso de haber asesinado a diez personas y dejado tres heridos más se definió como un “fascista y un supremacista blanco” y viajó más de 300 kilómetros a un vecindario mayormente afroamericano con el objetivo de matar a la mayor cantidad de negros. El atacante abrió fuego contra 13 personas, de las que 11 eran negras.

“Lo que pasó aquí es simple y directo: terrorismo. Terrorismo nacional”

- Joe Biden, desde Búfalo

En su rueda de prensa, Biden remarcó que no dejará que este odio gane en su país y que el supremacismo blanco no tendrá la última palabra. En este sentido, dijo que trabajará para que se vuelva a controlar las “armas de asalto” (capaces de disparar tanto en modo automático como en modo semiautomático), dentro de otras medidas propuestas en el entorno del Partido Demócrata como no permitir que aquellas personas con antecedentes penales o enfermedades mentales graves puedan comprar armas.

Biden, además, hizo una mención especial a las víctimas de la masacre y contó que una de las víctimas había ido a ese supermercado solo para comprar fresas para una receta y que otra estaba comprando un pastel de cumpleaños para su hijo. El político demócrata también mandó un mensaje de esperanza a los familiares de las víctimas y dijo que el tiempo les ayudará a procesar el duelo, poniendo como ejemplo lo que le ocurrió a él: Biden perdió en un accidente automovilístico a su primera esposa (30 años) y su hija (13 meses) y, 40 años después, su hijo Joseph ‘Beau’ murió a los 46 años por un cáncer cerebral.

En lo que va de año ha habido casi 200 tiroteos en el país y Estados Unidos terminó 2021 con 693 tiroteos masivos, según el Archivo de Violencia Armada.