INTERNACIONAL
18/05/2021 02:48 CEST | Actualizado 18/05/2021 07:25 CEST

Biden defiende al fin el alto el fuego en Gaza en una conversación con Netanyahu

Pese a ello, EEUU bloquea por tercera vez una propuesta de declaración del Consejo de Seguridad de la ONU para pedir un cese de la violencia.

Mustafa Hassona/Anadolu Agency via Getty Images
El ejército israelí ataca varios edificios en la ciudad de Gaza, este martes.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha expresado su apoyo a un alto el fuego para frenar la escalada bélica entre Israel y los palestinos durante una llamada este lunes con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, según ha informado la Casa Blanca en un comunicado.

“El presidente ha expresado su apoyo a un alto el fuego y ha abordado la implicación de Estados Unidos y Egipto con otras partes para lograr este fin”, ha explicado la Casa Blanca en un comunicado. 

Es la primera vez que Biden se posiciona públicamente a favor de un alto el fuego después de haber recibido la presión de su correligionarios del Partido Demócrata y de otros países para que juegue un papel más activo en la crisis en Oriente Medio. Ha intentado escaparse de un conflicto que ha enfangado prácticamente a todos sus predecesores en el cargo y que quería, como poco, posponer hasta haber superado la crisis del coronavirus, pero no.

Al final, no le ha quedado otra que ceder a esa presión y pedir, a las dos partes, que callen las armas. No quería intervenir y decir algo que sonase ni remotamente contrario a su eterno amigo israelí, con lo importante que es en EEUU, además, el colectivo judío, más en su propio partido. 

Biden, sin embargo, ha dejado claro su “firme apoyo al derecho de Israel a defenderse de los ataques con cohetes indiscriminados” y a las iniciativas para restaurar la calma en Jerusalén. Además ha animado a Israel a tomar las medidas necesarias para garantizar la protección de los civiles inocentes.

Hasta ahora, el Gobierno estadounidense ha evitado pedir públicamente un alto el fuego, aunque ha ofrecido su mediación en caso de que las partes quieran negociarlo.

La Casa Blanca no ha detallado cuál fue la respuesta de Netanyahu ante la posición de Biden y se ha limitado a decir que los dos líderes acordaron mantenerse en contacto.

Tercer bloqueo para pedir un cese de la violencia

Este lunes se ha publicado una carta de 29 senadores demócratas pidiendo un alto el fuego. Mientras, Washington ha bloqueado por tercera vez en una semana una declaración conjunta del Consejo de Seguridad para condenar la violencia en Israel y la Franja de Gaza y pedir un alto el fuego. EEUU, el mayor aliado de Israel, cree que esa declaración de la ONU no sería útil para rebajar la tensión, ya que hay otras iniciativas diplomáticas en marcha para frenar los combates.

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, ha denfendido una diplomacia “silenciosa” como fórmula para afrontar la violencia en Israel y los territorios palestinos. “Cada declaración que hacemos tiene como objetivo reducir la violencia y poner fin al conflicto. Hay momentos en los que la diplomacia tiene que ser más silenciosa”, ha explicado la portavoz en rueda de prensa.

El ministro de Asuntos Exteriores israelí, Gabi Ashkenazi, ha conversado este lunes con el secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, para agradecerle el bloqueo en el Consejo de Seguridad. “La comunidad internacional debe condenar en bloque a Hamás, que utiliza a los civiles como escudos humanos”, ha subrayado Ashkenazi en un comunicado tras su contacto con Blinken.

Mentiras entre socios

Mientras, Blinken reconocía desde Copenhague que él no ha recibido personalmente información alguna que confirme la presencia de milicianos del grupo palestino Hamás en la Torre Al Yala, destruida el sábado en un bombardeo israelí. Su explicación se produce después de que Israel filtrase a la prensa que sí, que EEUU había verificado con su inteligencia que había miembros de milicias en la torre de la prensa y que por eso el ataque del fin de semana estaba justificado. 

La torre era la sede de las delegaciones de la agencia de noticias estadounidense The Associated Press (AP) y de la cadena de televisión panárabe Al Yazira y un objetivo “perfectamente legítimo” para el primer ministro israelí, que asegura que en la torre había “una oficina de inteligencia de la organización terrorista”.

Desde el inicio de la escalada bélica hace ocho días, han muerto 10 israelíes y 200 palestinos, entre ellos 42 civiles que fallecieron el domingo en el ataque israelí más letal hasta ahora.

Photo gallery 27 desgarradoras imágenes de Israel y Palestina para que el mundo no mire hacia otro lado See Gallery

DE EXPERTO A EXPERTO