INTERNACIONAL
20/11/2020 09:40 CET

Un nuevo hito para Biden: gana Georgia (con el recuento manual) tras 28 años sin una victoria demócrata

Desde Bill Clinton en 1992, ningún demócrata había vencido en ese estado.

Getty Images
El presidente electo de los Estados Unidos, Joe Biden.

El recuento final de los resultados electorales en Georgia ha dado finalmente el triunfo al presidente electo, Joe Biden, por un estrecho margen de 12.284 votos, poniendo así fin a una prolongada racha de victorias republicanas en ese estado, que se remonta a 28 años atrás. Biden se convierte así en el primer demócrata que gana en la sureña Georgia desde que en 1992 lo hiciera Bill Clinton.

El triunfo de Biden ha sido confirmado por el secretario de Estado de Georgia, el republicano Brad Raffensperger, a través de un comunicado, en el que ha destacado que la “histórica primera auditoría” celebrada en este estado ha confirmado la “seguridad” y la “precisión” de su sistema electoral.

“Este es un reconocimiento para el arduo trabajo de nuestros funcionarios electorales locales y del condado que se movieron rápidamente para emprender y completar una tarea tan trascendental en tan corto período de tiempo”, ha subrayado Raffensperger.

Finalmente, Biden obtuvo 2.475.141 votos (un 49,5%) por delante del todavía presidente, Donald Trump, con 2.462.857 (un 49,3%), según la Secretaría de Estado de Georgia, la autoridad electoral en el estado.

Con el recuento manual Trump recortó unos 2.000 votos fruto de errores humanos durante el escrutinio, pero no fueron suficientes para alcanzar a Biden, ganador con una diferencia final de 12.284 sufragios.

Un duro golpe (más) para Trump

La estrecha victoria de Biden supone un duro golpe para las aspiraciones del todavía inquilino de la Casa Blanca, Donald Trump, quien esperaba revertir los resultados logrando el triunfo en uno de los tradicionales bastiones del Partido Republicano.

Con la confirmación de los 16 votos electorales del estado de Georgia para Biden, el candidato demócrata y presidente electo contaría con 306 sufragios, muy por delante de los 270 que se necesitan y de los 232 que habría logrado Donald Trump.

Con casi cinco millones de votos emitidos durante las recientes presidenciales, la auditoria ha ofrecido una ajustada victoria a Biden, cuya diferencia, al ser inferior al 0,5 por ciento, da todavía margen legal al equipo de Trump para exigir un nuevo recuento, antes de que la ley estatal de Georgia confirme el resultado definitivo.

Los republicanos de Georgia confirman su derrota

El equipo de campaña de Biden para el estado de Georgia ha expresado a través de un comunicado que los nuevos resultados no han hecho más que reafirmar “lo que ya se sabía” y ha agradecido a los funcionarios electorales el trabajo que han estado realizando “en circunstancias sin precedentes”.

“Simplemente se reafirma lo que ya sabíamos, los votantes de Georgia eligieron a Joe Biden como próximo presidente de Estados Unidos”, ha reafirmado la directora de campaña, Jaclyn Rothenberg.

Ni rastro de fraude

Durante el recuento de esta semana, hasta en cuatro condados de Georgia se han encontrado varios lotes de papeletas que o bien no habían sido escrutadas durante la noche electoral del 3 de noviembre, o no se tramitaron correctamente a la Secretaría de Estado.

En total, ha precisado la cadena estadounidense CNN, se hallaron unos 5.800 nuevos votos que no habían sido contados, de los cuales casi 1.400 fueron para Donald Trump, quien a lo largo de la semana ha estado utilizando sus redes sociales para continuar inflando las teorías de la conspiración que supuestamente pretenden sacarle de la Casa Blanca.

Los funcionarios electorales han insistido en la limpieza de las elecciones y han explicado que estos fallos se debieron a errores humanos y no a intentos por cometer fraude y revertir el resultado final.

En ese sentido también se ha manifestado la oficina del secretario Raffensperger, quien ha asegurado que la diferencia entre los primeros resultados con los de la auditoría están “muy dentro del margen esperado de error humano que ocurre cuando se cuentan las papeletas a mano”.

Pero Trump a lo suyo

En los últimos días, la figura de Raffensperger ha sido ampliamente criticada por el presidente Trump y otros altos funcionarios republicanos del estado de Georgia, quienes le han exigido su dimisión tras acusarle de no haber velado por unas “elecciones honestas y transparentes”.

Está previsto que Georgia haga oficiales estos resultados este viernes, lo que confirmará la asignación de sus dieciséis compromisarios en el Colegio Electoral a Biden.

Al ser la diferencia menor al 0,5%, la ley electoral en Georgia permite a la campaña de Trump solicitar hasta el próximo martes un nuevo recuento, esta vez mecánico.

Trump se ha referido al recuento manual en Georgia en repetidas ocasiones vertiendo acusaciones sin pruebas y ha criticado al secretario de Estado, máxima autoridad electoral, el republicano Brad Raffensperger, que ha recibido amenazas de muerte.

“El recuento falso que está ocurriendo en Georgia no significa nada, porque no permiten que las firmas sean examinadas y verificadas”, afirmó esta semana en Twitter el presidente saliente, que aún no ha reconocido su derrota electoral y que sigue empeñado en hablar de elecciones amañadas, pese a no haber ni una sola prueba de ello. Twitter, por cierto, sigue marcando como engañosos algo más de la mitad de los tuits del presidente.

Trump y sus aliados han propagado la teoría desmentida por el propio Raffensperger (recordemos: republicano) de que en Georgia los votos por correo no pueden verificarse lo que habría llevado a que votaran incluso muertos.

Raffensperger, de hecho, ha manifestado que Trump se autoboicoteó al deslegitimar el voto por correo en plena pandemia, lo que resultó en una menor participación de votantes republicanos que en las primarias celebradas en primavera, lo que le habría costado el estado.

Consulta aquí toda la información sobre las elecciones de EEUU

Photo gallery Las 15 cosas que no sabías de Joe Biden See Gallery

NUEVOS TIEMPOS