BLOGS
18/12/2020 15:49 CET | Actualizado 18/12/2020 15:49 CET

Biden nomina a Deb Haaland, de la tribu Laguna Pueblo, como secretaria de Interior

Será la primera persona de origen nativo americano de la historia que es miembro del gabinete del presidente de Estados Unidos.

Jemal Countess via Getty Images
Deb Haaland. 

Desde que conoció su victoria en las elecciones presidenciales, Joe Biden ha estado muy centrado en la importante tarea de escoger a los miembros de su equipo. Hasta la fecha, las decisiones que ha hecho se han basado en la combinación de dos criterios: competencia y diversidad. Con la administración en estado de caos que va a heredar de Donald Trump, quien deja los ministerios vaciados de profesionales competentes en los grados altos del escalafón, Biden necesita instalar allí a dirigentes con experiencia que puedan contratar a subordinados preparados y reparar los daños a la mayor brevedad posible. Y esos dirigentes deben reflejar la diversidad del país. Por suerte, tras esforzarse durante décadas por acceder a la universidad y luego a trabajos profesionales y posiciones de liderazgo, hay muchas mujeres y miembros de minorías étnicas muy cualificados y listos para asumir responsabilidades de alto nivel.    

Entre las personas nominadas por Biden hasta ahora hay numerosas mujeres y también, por primera vez en la historia, un conocido miembro del colectivo LGBT, Pete Buttigieg, que fue candidato a la presidencia. Además, hay bastantes miembros de minorías étnicas y no solamente negros, hispanos y asiáticos, sino también una nativa americana, Deb Haaland, que pertenece a la tribu india conocida como Laguna Pueblo. Si su nombramiento para el puesto de secretaria de Interior es confirmado por el Senado, Haaland será la primera persona de origen nativo americano de la historia que es miembro del gabinete del presidente de Estados Unidos.  

Licenciada en Derecho por la Universidad de Nuevo México, donde se especializó en Leyes Indias, Haaland ha ocupado diversos cargos políticos, entre ellos la presidencia del partido demócrata de Nuevo México. En la actualidad Haaland es diputada por Nuevo México en el Congreso. Haaland y Sharice Davids, de la tribu Ho-Chunk, diputada por Kansas, fueron las primeras mujeres indias elegidas para el Congreso de toda la historia de Estados Unidos.  En la actualidad hay otros dos diputados nativos americanos, Tom Cole, de la tribu Chikasaw, y Markwayne Mullin, de la tribu Cherokee, ambos diputados por Oklahoma.   

Será la primera vez que la persona responsable de tratar con las tribus soberanas proceda de una de esas tribus

Haaland tiene el fuerte respaldo no solamente de los nativos americanos, sino también de los defensores del medio ambiente y de muchos grupos progresistas. Como señala The Washington Post, su perfil es muy apropiado para el puesto de secretaria de Interior. Este puesto no es equivalente al de ministro del Interior de España, función que en Estados Unidos desempeña el secretario de Seguridad Nacional. Haaland, como secretaria de Interior, se ocupará de las relaciones con las reservas indias, así como de ayudar a liderar la lucha contra el cambio climático y de manejar los recursos naturales del país, incluidas las vastas extensiones de tierras que pertenecen al Gobierno Federal.  

Recuérdese que las reservas indias, en las que viven las tribus soberanas, tienen sus propias leyes, tribunales y policía, y poseen autonomía respecto a los estados que las albergan, cuyas reglas pueden contravenir. Es por esto que a veces hay casinos en reservas indias cuando éstos están prohibidos en el estado en que se encuentran, como sucede en Texas y en California, por ejemplo. Las reservas indias están sujetas solamente al Gobierno Federal, que se ocupa de ellas a través de este ministerio. Será la primera vez que la persona responsable de tratar con las tribus soberanas proceda ella misma de una de esas tribus, como es el caso de Haaland. 

Trump no ha respetado ni los deseos de las tribus soberanas ni el medio ambiente

Otra parte muy importante del trabajo de la secretaria de Interior es ocuparse de las tierras federales o parques de diversos tipos, que son una quinta parte del territorio total de Estados Unidos. Preservar estas tierras, muy ricas en vegetación y especies animales, así como en reservas de agua, se considera muy importante para combatir el cambio climático. Haaland, que es presidenta del comité del Congreso que se ocupa de parques, bosques y tierras públicas, está muy enterada de los problemas a los que tendrá que enfrentarse como secretaria de Interior.

La autoridad de este ministerio se ha erosionado mucho en los últimos tiempos, ya que Trump no ha respetado ni los deseos de las tribus soberanas ni el medio ambiente. En su ansia por extraer más petróleo y gas, ha relajado las reglas e invadido lugares que antes estaban protegidos, para desmayo de los nativos americanos y de los defensores del medio ambiente. Haaland, que participó en algunos de los actos de protesta contra estos desmanes que se organizaron en su momento, tiene no solamente conocimientos apropiados para el cargo, sino también credibilidad política. Por estas razones es una candidata muy fuerte y la decisión de Biden de nominarla para el puesto de secretaria de Interior se ve con buenos ojos en círculos demócratas, donde se espera que corrija los problemas causados por la permisividad de Trump con las compañías extractivas. Pero, como señala The New York Times, nada más conocerse la noticia de la nominación de Haaland, los republicanos empezaron a hablar de oponerse a su confirmación en el Senado. Y es que el petróleo y el gas que se puedan sacar de las tierras federales les interesan mucho más que cualquier otra consideración.  

 

Cristina González es catedrática emérita de la Universidad de California, Davis, donde ha impartido clases de Literatura y cultura hispánicas en el Departamento de Español y de Historia y situación actual de la universidad americana en la Facultad de Educación.