NOTICIAS
03/08/2021 11:27 CEST | Actualizado 03/08/2021 15:54 CEST

Simone Biles se hace con el bronce en su regreso a la competición

La gimnasta ha sido una de las grandes ganadoras sociales de los JJOO de Tokio.

Simone Biles se ha hecho con el bronce en la prueba de barra. Aunque ya se había hecho con el podio social en los Juegos Olímpicos de Tokio. Este miércoles, con una sonrisa de oreja a oreja, ha superado la prueba final con la que ha cerrado su cita deportiva. Una prueba muy esperada después de que la gimnasta estadounidense abandonase algunas fases de la competición para priorizar su salud mental.

Pero lo ha conseguido. La gimnasta estadounidense ha logrado la medalla de bronce en la final de barra de equilibrio en estos Juegos Olímpicos de Tokyo 2020 que cierra con una alegría y entre ovaciones.

 

Simone Biles es medalla de bronce, logra su séptima medalla olímpica, pero posiblemente para ella sea lo de menos. Lo más importante es que sonrió nada más bajarse de la barra, contenta con su ejercicio y con poner fin a la pesadilla que habrá vivido en Tokyo 2020 por el estrés mental sufrido.

LIONEL BONAVENTURE via Getty Images

 

La gimnasta estadounidense, que debía ser la reina de la cita olímpica tras arrasar previamente en Río 2016, no pudo culminar la final completa por equipos. Reconoció el estrés, el querer primar su salud mental, y el no poder ejecutar con seguridad sus ejercicios.“Hay que priorizar la salud mental”, dijo ante la prensa de todo el planeta, consciente de que era una de las atletas más esperadas. 

Fue día a día, midiendo sus fuerzas, y borrándose del resto de finales hasta decir ‘sí’ a esta barra de equilibrio, donde reinaba a nivel mundial. Hizo un buen ejercicio, de alta dificultad y bien ejecutado, tanto que se colgó el bronce cuando muchos daban la medalla individual por perdida.

Y con menos focos de lo habitual, pero mereciendo lo máximo, se llevó el oro la jovencísima gimnasta china, de sólo 16 años, Chenchen Guan con una puntuación de 14.633, mejor que su compatriota Xijing Tang, plata con 14.233, y los 14.000 del bronce de Biles.

Jamie Squire via Getty Images
Bronce para Bales.

 

La ovación de gala en el centro de gimnasia de Ariake fue para Simone Biles, cuando entró junto a sus compañeras y a la vez rivales. Sonrió únicamente tras su ejercicio, se abrazó con todas y fue de las primeras en felicitar a Guan, que apenas creía lo logrado y pese a llegar a esta final con la mejor marca y secundarla con un brillante ejercicio.

Photo gallery La exhibición de Simone Biles See Gallery