BLOGS
19/03/2019 07:00 CET

Boca sana para la salud cerebral

tommaso79 via Getty Images

La boca al igual que el resto del cuerpo está colonizada por una gran variedad de bacterias. El órgano por excelencia que más bacterias contiene es seguramente el intestino (que cuenta con 100.000 billones de microorganismos) pero hay otros muchos órganos que pasan más desapercibidos (por ejemplo la piel o el pulmón) que también cuentan con su flora bacteriana particular.

Hasta hace poco se consideraba que las células del cerebro estaban libres de bacterias. Sin embargo, las últimas investigaciones han puesto de manifiesto que el cerebro también contiene bacterias y virus. Aunque todavía no se sabe qué función pueden desempeñar, sí se han relacionado con mayor riesgo de padecer enfermedades del cerebro, como el alzhéimer.

Las últimas investigaciones recientes indican que las infecciones de la boca son factores de riesgo de alzhéimer.

Los virus del herpes también infectan el cerebro.

En otros artículos que he publicado en mi blog www.raquelmarin.net se comentaba que los virus del herpes se pueden encontrar en el cerebro. Estos virus suelen provocar infecciones alrededor de los labios, si bien pueden también viajar por la sangre y acabar alojados en las neuronas. De hecho, una vez instalados en las células, los virus del herpes se suelen quedar instalados durante toda la vida celular. El estrés, el cansancio, los cambios hormonales o las enfermedades pueden reactivarlos, provocando las erupciones herpéticas características.

Lo sorprendente en este estudio fue encontrar que las infecciones por herpes parecen aumentar el riesgo de alzhéimer hasta en un 60%. En el cerebro, los herpes se han encontrado sobre todo agrupados en las placas seniles, depósitos insolubles característicos de esta enfermedad.

Las infecciones de la boca aumentan el riesgo de alzhéimer.

La boca es un lugar en el que conviven diferentes tipos de bacterias y microorganismos.A veces, como consecuencia de una mala higiene bucal, por alteraciones en la composición de la saliva, consumo de antibióticos o por efectos de la mala nutrición entre otras causas se pueden producir infecciones en la boca y encías.

En ese sentido, en un trabajo de investigación efectuado en colaboración entre entidades de EE UU, Polonia, Nueva Zelanda, Australia y Noruega se ha demostrado una relación entre las infecciones de la boca y la incidencia de alzhéimer. Concretamente, se observó que la periodontitis crónica es un factor de riesgo de padecer enfermedades del cerebro.

En el estudio comprobaron que la periodontitis crónica se produce por una infección de la bacteria Porphyromonas gingivalis, que aparece en grandes cantidades en la boca y las encías infectadas. Esta bacteria produce unas toxinas (gingipaínas) que se pueden propagar a las neuronas, donde producirían alteraciones en las funciones de estas células.

Concretamente, las gingipaínas viajarían por la sangre a partir de la boca y provocarían a nivel del cerebro inflamación, y un proceso patológico similar al que se produce en el cerebro con alzhéimer.

La boca sana es necesaria para una cabeza sana

Este interesante estudio pone en evidencia la importancia de la salud bucal para evitar también infecciones e inflamación en el cerebro.

Es bastante probable que en futuras investigaciones aparezcan otras bacterias cuya proliferación infecciosa pueda modificar la función neuronal.

Mantengamos una boca en buenas condiciones para que no nos falle la memoria.

 

Para saber más, visita mi blog: www.raquelmarin.net

Dale vida a tu cerebro. ¡Ya en tercera edición!

EL HUFFPOST PARA REVOLUT