Bolaños oye a Olona, ve su sonrisa y no puede más: se levanta, sube el tono y le recuerda algo

"Mire, de verdad, se repite usted más que el ajo".

Macarena Olona, diputada de Vox y candidata a las elecciones andaluzas, ha vuelto a protagonizar uno de los rifirrafes más intensos de la sesión de control al Gobierno de este miércoles con su pregunta a Félix Bolaños, ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática.

La dirigente de Vox ha comenzado mirando a su oponente con una sonrisa en la cara y le ha dicho: “Buenos días, 25 días para las elecciones en Andalucía y aquí me tiene, en pie: candidata a la presidencia de Andalucía y vecina de Salobreña”.

Olona ha asegurado que sigue adelante “a pesar del plan”, que según dice, tenía Bolaños para “ilegalizar” su candidatura, “robarle el voto a las elecciones con un montaje chusquero” con la “colaboración necesaria” de la alcaldesa socialista de Salobreña.

La dirigente de Vox ha asegurado que le han querido ilegalizar y echar del pueblo a ella “y no a los 30.000 inmigrantes ilegales empadronados en Andalucía con tarjetas sanitarias que pagan los andaluces”.

“Cómo tuvo que dolerle la guantada sin manos de la semana pasada, ministro perejil, presente en todas las salsas, protagonista de todos los fiascos”, ha asegurado Olona, que ha apuntado a que Bolaños llamó a la alcaldesa de Salobreña: ”¡Pero qué has hecho, María Eugenia! ¡Cómo se te ocurre decir públicamente que el empadronamiento de Olona es legal! Esto tienes que arreglarlo”.

“Y, claro, la alcaldesa socialista hizo lo que han hecho los socialistas toda la vida en Andalucía: una cacicada”, ha criticado antes de añadir: “Los acontecimientos posteriores son pura poesía, purita poesía. No para usted. El sindicato de Policía Local emite un comunicado público negando la versión de la alcaldesa. La Junta Electoral y la Justicia que mi empadronamiento y desde luego mi candidatura es perfectamente legal”.

″¡Macara de Salobreña! ¡Ministro perejil!”, ha terminado Olona, que ha provocado la réplica contundente de Bolaños: “Señora Olona, todos los miércoles lo mismo, la misma sobreactuación, el mismo teatro, las mismas mentiras, la misma sonrisa forzada, los mismos insultos. Sus intervenciones son cada día más grotescas y más repetitivas. Mire, de verdad, se repite usted más que el ajo”.

“Ha tenido usted el atrevimiento de firmar en un documento público que usted vive o ha vivido en Salobreña. Una trampa como una casa. ¡Usted ni vive ni ha vivido en Salobreña en su vida! Y si el primer trámite para presentarse a las elecciones es una trampa, ¿qué pueden esperarse los españoles y los andaluces de Vox?”, ha preguntado.

Bolaños ha denunciado que Vox no tiene “ningún escrúpulo”, “ningún límite moral”, “ningún límite ético” y ha recordado la escena que protagonizó este martes Juan García-Gallardo, vicepresidente de Castilla y León, de Vox, que le dijo a una diputada socialista con discapacidad: “No voy a tratar con ninguna condescendencia sus faltas de respeto y le voy a responder como si fuera una persona como todas las demás”.

″¡Repugnantes, insultando a una persona con discapacidad! ¡A una mujer, a una diputada!”, ha exclamado Bolaños antes de preguntar qué le parece eso al PP, “que ha metido a un ultraderechista en el Gobierno de Castilla y León”.

“Si cumple usted su palabra y deja esta Cámara, lamento no poder debatir con usted más veces. Porque estoy en política para combatir todo lo que usted representa: el odio, la crispación, el matonismo, los insultos, los privilegios”, ha dicho Bolaños elevando el tono.

Santiago Abascal no mirando nada.

Santiago Abascal mirando cosas