INTERNACIONAL
30/12/2019 15:50 CET | Actualizado 31/12/2019 16:42 CET

Bolivia expulsa a la diplomática española y a la embajadora mexicana tras el incidente en La Paz

La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, los ha declarado "personas non gratas".

DAVID MERCADO/REUTERS
Jeanine Áñez, en una rueda de prensa este lunes.

El Gobierno de Bolivia ha dado este lunes 72 horas a la diplomática española que visitó el viernes a la embajadora de México en La Paz así como a esta última para que abandonen el país tras el incidente ocurrido a raíz de dicha visita.

El anuncio de la expulsión de las dos diplomáticas, así como del cónsul de España, lo ha hecho la propia presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez.

“El Gobierno constitucional que presido ha decidido declarar persona non grata a la embajadora de México en Bolivia, María Teresa Mercado, a la encargada de negocios de España en Bolivia, Cristina Borreguero, al cónsul de España en Bolivia, Álvaro Fernández, y al grupo de los presuntamente diplomáticos encapuchados y armados”, ha señalado.

“Este grupo de representantes de los gobiernos de México y de España ha lesionado gravemente la soberanía y la dignidad del pueblo y del gobierno constitucional de Bolivia”, ha sostenido Áñez, según informan los medios locales.

En este sentido, ha asegurado que “la conducta hostil intentando ingresar de forma subrepticia y clandestina a la residencia de México en Bolivia desafiando a los oficiales policiales bolivianos y los propios ciudadanos son hechos que no podemos dejar pasar”.

La UE rechaza la expulsión 

La Delegación de la Unión Europea (UE) en Bolivia ha expresado su rechazo a la decisión del Gobierno interino de Bolivia de declarar personas no gratas a dos diplomáticos españoles y manifestó su preocupación por la “escalada de tensión” entre ambos países que derivó en esa medida.

Esa delegación ha difundido un comunicado para expresar “su profunda preocupación por la escalada de tensión diplomática que se ha saldado con la declaración de persona non grata de la encargada de negocios y del encargado de la sección consular de la Embajada de España, medida que rechaza”.

Los jefes de misión de los Estados miembros y de la UE se reunieron el lunes con la representación española para conocer lo sucedido, según el comunicado, en el que la delegación del bloque europeo “agradecería recibir a la mayor brevedad una explicación de parte del Gobierno interino de Bolivia”.

“La expulsión de funcionarios diplomáticos es una medida extrema e inamistosa que debe reservarse a situaciones de gravedad. El pleno respeto a la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas y el diálogo son fundamentales para reducir la tensión”, instó el bloque.

También han expresado su “firme deseo” de que la situación se supere “con celeridad” y que las “tradicionales y excelentes relaciones de Bolivia con todos los Estados Miembros y la Unión Europea se restablezcan”.

EL HUFFPOST PARA AMBAR