INTERNACIONAL
04/01/2021 21:05 CET | Actualizado 04/01/2021 22:43 CET

Boris Johnson anuncia el confinamiento de Inglaterra por tercera vez

Se cerrarán los colegios y las actividades no esenciales desde este martes.

Inglaterra, confinada por tercera vez. Boris Johnson ha decretado la obligatoriedad de quedarse en casa, el cierre de colegios y de la actividad económica no esencial hasta, al menos, el 15 de febrero a partir de este martes.

Las medidas “muy duras”, como ya había advertido el líder conservador, llegan ante el incesante incremento de casos de coronavirus y el desbordamiento hospitalario, en línea con la decisión anunciada horas antes por Escocia.

“Los hospitales están bajo más presión que en ningún momento desde el comienzo de la pandemia”, ha proclamado Johnson con tono serio en un discurso a la nación. 

Seis razones legales para salir de casa

En él ha instado a todos los ciudadanos a no salir de sus hogares salvo para seis causas marcadas: desplazamientos laborales de quienes no puedan teletrabajar, por motivos sanitarios, por sufrir algún tipo de violencia doméstica, por cuidado de personas necesitadas, para compras imprescindibles y para hacer ejercicio una vez al día, además de otras causas de urgencia o debidamente justificadas. 

Los centros educativos deberán continuar las clases en modalidad telemática, aunque se contemplan algunas excepciones en las que se mantendrá la opción de acudir: para los menores en situación de riesgo de exclusión o para aquellos cuyos padres tengan trabajos esenciales y deban seguir acudiendo a sus puestos.

Marzo y octubre, los antecedentes

El primer ministro británico ya se vio en la obligación de confinar domiciliariamente a la población inglesa en marzo (junto a todo Reino Unido) y en octubre (cuando ya lo estaban Irlanda del Norte y Gales). Esta última medida ha estado en vigor hasta diciembre, pero tras varias semanas de movilidad abierta y con las Navidades de por medio, la curva ha vuelto a dispararse, especialmente por el surgimiento de la llamada ‘cepa británica’.

En las últimas fechas la situación se ha agravado con una variación del virus con una especial capacidad para transmitirse, una mutación que preocupa a la comunidad científica por sus posibles efectos en pleno arranque de la campaña de vacunación. 

Este lunes, Reino Unido ha marcado un nuevo tope en la cantidad de positivos con respecto al día anterior desde el comienzo de la pandemia, con 58.784.

NUEVOS TIEMPOS