Boris Johnson asegura que "nada ni nadie" le impedirá seguir con su trabajo

El primer ministro británico afronta también una investigación parlamentaria para esclarecer si mintió durante el escándalo conocido como 'partygate'.
Boris Johnson, este miércoles en el Parlamento británico.
Boris Johnson, este miércoles en el Parlamento británico.
EFE/EPA/UK PARLIAMENT/JESSICA TAYLOR

El primer ministro británico, Boris Johnson, ha asegurado este miércoles que “absolutamente nada ni nadie” le impedirá seguir ejerciendo su trabajo tras haber superado esta semana una moción de censura dentro de su propio grupo parlamentario conservador que ha debilitado su posición como líder.

Johnson ha comparecido este miércoles ante la Cámara de los Comunes (baja) en la sesión semanal de preguntas al primer ministro, por primera vez desde que el pasado lunes obtuviera una victoria en la moción de censura interna con el apoyo de 211 parlamentarios tories frente a 148 que votaron en su contra, un resultado que lo ha colocado en una delicada posición.

En medio de una acalorada atmósfera en el Parlamento, Johnson ha afrontado duras críticas de miembros de la oposición que, como la diputada laborista Angela Eagle, han destacado que esa votación “ha demostrado lo odiado que es el primer ministro y esto solo dentro de su propio partido”.

“Su administración está demasiado distraída por sus divisiones internas para gestionar los desafíos que afrontamos, ¿Puede el primer ministro explicar, si 148 diputados de su partido no confían en él, cómo demonios debería hacerlo este país?”, ha dicho.

Continuará desempeñando su trabajo

Como respuesta, Johnson ha asegurado que “absolutamente nada ni nadie” impedirá a su Gobierno cumplir con sus obligaciones hacia los británicos y ha remarcado que él continuará desempeñando su trabajo.

Durante su intervención, el líder tory ha prometido que habrá nuevas medidas a fin de impulsar la compra de vivienda en el país, al señalar que el Gobierno planea “expandir la propiedad de vivienda para millones de ciudadanos” y recortará “los costes de los negocios”.

Johnson afronta también una investigación parlamentaria con la que se espera esclarecer si mintió a los Comunes durante el escándalo conocido como partygate, sobre las fiestas ilegales organizadas en oficinas públicas durante la pandemia, que podría amenazar su cargo si se determina que así fue.

El próximo 23 de junio se celebrarán además dos elecciones parciales en Inglaterra —en las circunscripciones de Wakefield, que los conservadores ganaron en 2019 contra los pronósticos, y en Tiverton y Honiton, tradicionalmente tory—, cuyos resultados servirán para mediar los apoyos al partido por parte del electorado.

Las cosas de Boris Johnson