INTERNACIONAL
22/07/2019 12:39 CEST | Actualizado 22/07/2019 12:55 CEST

¡Vaya! La política británica está tan 'calentita' como la española

En sólo una semana tendrán nuevo primer ministro (previsiblemente Boris Johnson) y puede que sometan al laborista Jeremy Corbyn a una moción de censura.

TOLGA AKMEN/AFP
Boris Johnson.

Si todas las predicciones se cumplen, Boris Johnson será nombrado esta semana nuevo líder del Partido Conservador británico y nuevo primer ministro del Reino Unido. No es asunto menor.

Después de numerosos mítines, entrevistas y dos debates televisivos cara a cara, la carrera por el liderazgo tory (tras la salida de Theresa May) termina este lunes a las seis de la tarde, hora española. Y todo apunta a que Johnson será coronado en menos de 24 horas, el martes por la mañana.

Theresa May se enfrentará a su última sesión parlamentaria como primera ministra el miércoles. Apenas tres años atrás, el 13 de julio de 2016, era David Cameron quien decía adiós al cargo, y esa fecha será recordada por la ovación cerrada con la que despidieron al entonces primer ministro. 

En cambio, puede que la reacción de los parlamentarios hacia May sea un pelín más... discreta. Si nos remontamos atrás, el conservador Ken Clarke ya advirtió de que el Parlamento se enfrentaría “a un buen número de problemas en los próximos dos años”, ya que “no hay dos personas que sepan lo que el Brexit significa en este momento”. Por desgracia, nada ha cambiado desde entonces. 

HENRY NICHOLLS/AFP
Theresa May

Inmediatamente después de la sesión de preguntas en el Parlamento, se espera que May viaje al palacio real para presentar su dimisión. Entonces será el turno de Johnson, que también tendrá que visitar a la reina Isabel II para ser nombrado primer ministro.

Y entonces las cosas se complican

Por el momento, Alan Duncan ha dimitido como ministro de Exteriores este mismo lunes. Duncan ha sido el primero, pero se espera que no sea el último.

Los conservadores Philip Hammond y David Gauke han confirmado su intención de dimitir del Gobierno antes de que Johnson se los cargue. Es muy probable que Rory Stewart y otros ministros opuestos a un Brexit sin acuerdo hagan lo mismo antes de que el nuevo primer ministro les dé la patada. Son los que se conocen como Gaukward Squad [Brigada Gaukward] o, dicho de otra manera, los tories rebeldes.

Mientras tanto, Johnson trabaja sus nombramientos ministeriales para tenerlos listos antes de que acabe la semana.

El Secretario de Interior Sajid Javid suena como ministro de Hacienda. Liz Truss, ministra del Tesoro, también está en la lista de ministrables para dirigir el Departamento de Empresas. Pero hay muchas, muchas dudas y Johnson no las tiene todas consigo.

Todo este jaleo debería hacer mucha gracia a la oposición oficial... si no fuera porque Jeremy Corbyn también tiene sus propios problemas enfrente.

GETTY EDITORIAL
Jeremy Corbyn, líder del Partido Laborista (de momento).

Los tories a los laboristas: le dijo la sartén al cazo

Los laboristas deben reunirse este lunes para plantear la convocatoria de una moción de censura al liderazgo de Corbyn. Los miembros del partido, que ya operan de una forma semi-autónoma, reaccionaron con furia a la decisión del líder de expulsar la semana pasada a Dianne Hayter, ministra del Brexit en la sombra. Hayter había comparado el liderazgo de Corbyn con los “últimos días de Hitler” en mitad de la creciente crisis del partido por su presunto antisemitismo.

Si se produjera una votación sobre el liderazgo de Corbyn, el resultado se anunciaría el miércoles, el mismo día que se haría el traspaso de llaves del número 10 de Downing Street de manos de May a Johnson. En cualquier caso, la votación no obligaría a Corbyn a dimitir, pero muchos laboristas esperan que haya una segunda cuestión de confianza a Corbyn y que eso marque el pistoletazo de salida.

El miércoles por la tarde, Corbyn comparecerá ante la Comisión de Interior sobre Islamofobia en la Cámara de los Comunes para presentar pruebas sobre la supuesta islamofobia en el Partido Conservador. Previsiblemente, Corbyn entonará sin dificultad las acusaciones contra los tories, pero, en cambio, le costará más evitar las preguntas sobre antisemitismo que afectan a su partido.  

Al mismo tiempo, Corbyn podría decidir cambiar su equipo de oposición como respuesta al nuevo gabinete de Johnson. 

Y, además, los laboristas no descartan presentar una moción de confianza al Gobierno de Johnson en cuanto este tome posesión.

La otra pugna por el liderazgo

Por si no fuera suficiente actualidad para una semana, este lunes por la tarde los Liberal Demócratas (Lib Dems) anunciarán a su nuevo líder: Jo Swinson o Ed Davey. Swinson se considera la favorita, pero puede que el resultado esté muy ajustado.

BARCROFT MEDIA VIA GETTY IMAGES
Jo Swinson, favorita para liderar a los Lib Dems.

El partido, que disfruta de una considerable subida en los sondeos mientras el país sigue polarizado entre el irse (Leave) o el quedarse (Remain), planeaba anunciar al sucesor de Vince Cable el mismo día que los tories. Pero al final cambiaron la fecha para no verse eclipsados.

Entre el bloqueo de los Comunes y la posibilidad bastante factible de unas elecciones generales, el nuevo líder de los Liberal Demócratas podría ser, de nuevo, el poder en la sombra en el nuevo Parlamento.

Sólo un recordatorio: estamos a tres meses de la fecha límite del Brexit.

Este artículo fue publicado originalmente en el ‘HuffPost’ Reino Unido y ha sido traducido del inglés por Marina Velasco Serrano

Photo gallery Las cosas de Boris Johnson See Gallery

ESPACIO ECO