INTERNACIONAL
16/05/2019 15:31 CEST | Actualizado 16/05/2019 17:09 CEST

May accede a fijar la fecha de su dimisión tras la votación del acuerdo del Brexit en junio

El exministro de Exteriores euroescéptico, Boris Johnson, confirma que se postulará como su sucesor.

La primera ministra británica, Theresa May, ha accedido a fijar una fecha para su dimisión después de la cuarta votación de su acuerdo para el Brexit, prevista para junio, según ha anunciado el presidente del Comité 1922 del Partido Conservador, Sir Graham Brady. Lo hará “independientemente de si sale adelante o no”, ha explicado a la cadena BBC.

May y Brady se han reunido este jueves durante cerca de hora y media para negociar una solución a la crisis que atraviesa el Partido Conservador, muy dividido por la gestión del divorcio y el bloqueo del proceso. En un comunicado, Brady ha explicado que han acordado reunirse “después de la segunda lectura [del acuerdo del Brexit] para acordar un calendario para la elección del nuevo líder del Partido Conservador”.

Precisamente este jueves el exministro británico Boris Johnson ha confirmado que se presentará como candidato a liderar el Partido Conservador cuando la primera ministra, Theresa May, abandone el cargo.

“Por supuesto, voy a ir a por ello”, ha dicho el antiguo alcalde de Londres, de 54 años, durante un encuentro con empresarios en Manchester (Inglaterra), según informa la cadena BBC.

Los próximos planes

“La primera ministra está determinada a asegurar nuestra salida de la Unión Europea y está dedicando sus esfuerzos a asegurar que la segunda lectura del proyecto de ley del Acuerdo de Retirada salga adelante en la semana del 3 de juio y la consecuente salida del Reino Unido de la UE en verano”, añade la nota.

La líder conservadora salvó el cargo en diciembre en una moción interna planteada por sus diputados al prometer que no lideraría al partido en unas nuevas elecciones generales, previstas para 2022 si no hay adelanto electoral. En marzo, volvió a asegurar que se retiraría cuando consiguiese sacar adelante su acuerdo a pesar de haber sido derrotado en tres ocasiones. Ante tal rechazo, May se vio obligada a solicitar dos prórrogas del divorcio -la última hasta el 31 de octubre- a Bruselas, por lo que Londres participará en las elecciones europeas.

Desde entonces, May ha dedicado sus esfuerzos a alcanzar un consenso con el Partido Laborista para que el texto negociado con la UE salga finalmente adelante. Sin embargo, tras cerca de mes y medio de negociaciones, el partido de la oposición ha anunciado este jueves que votarán en contra del texto.

EL HUFFPOST PARA IKEA