POLÍTICA
08/05/2019 11:21 CEST | Actualizado 08/05/2019 11:38 CEST

Borrell ve posible un pacto 'a la portuguesa' con Podemos

Dice que "no es imprescindible" un Ejecutivo de coalición

GTRES

El ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación en funciones, Josep Borrell, considera que “no es imprescindible” un Ejecutivo de coalición para que el PSOE y Unidas Podemos puedan acordar un programa de gobierno, y cree que “no parece imposible” una opción similar a la que existe en Portugal, es decir, un Gobierno socialista “apoyado desde los escaños por Podemos”.

En una entrevista en TVE, Borrell ha señalado que “no es ningún secreto” que el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, quiere un Gobierno de coalición, y tampoco lo es que esa vía “no despierta especial entusiasmo” en el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, a la luz de sus propias declaraciones.

A su modo de ver, es posible pactar un programa de gobierno para que lo ejecute un gabinete socialista, como hizo la izquierda portuguesa tras las elecciones de 2015, una experiencia que considera “extraordinariamente relevante” porque ha servido para hacer “grandes cosas”.

Borrell ha aprovechado para afear, veladamente, a Pablo Iglesias, su decisión de no apoyar a Pedro Sánchez a principios de 2016, precisamente en las mismas fechas en las que Costa comenzaba su pacto en Lisboa con el Partido Comunista y el Bloco de Esquerda.

“Siempre me pregunté, si Pablo Iglesias hubiera sido portugués, si en su día mi amigo Costa hubiera podido hacer lo que ha hecho”, ha dicho. Eso sí, cree que ahora “parece que las actitudes han cambiado” y, por eso, no ve imposible la posibilidad de un Gobierno del PSOE apoyado desde el Congreso por Podemos.

 

No sigue de cerca las negociaciones

Con todo, Borrell ha afirmado que él no está siguiendo de cerca las negociaciones para formar Gobierno y ha evitado pronunciarse sobre si los presidentes de PP y Ciudadanos, Pablo Casado y Albert Rivera, están pugnando por liderar la derecha. Sin embargo, sí ha defendido a Sánchez de quienes le critican por convocar una ronda de contactos en el Palacio de la Moncloa por considerar que esa es la tarea del Rey.

Para el ministro en funciones, en realidad son tareas “complementarias” y es normal que Sánchez hable con los demás grupos para ver qué capacidad tiene para formar Gobierno, porque cuando el rey le llame a consultas y le pregunte qué apoyos tiene “lo normal” es que ya pueda comunicárselos.

En su opinión, en las elecciones del 28 de abril España ha pasado “bien” lo que era “una prueba existencial” porque si PP, Ciudadanos y Vox hubieran podido formar Gobierno él cree que la vida política española sería “radicalmente distinta”, habría más conflictividad política y se pondrían en cuestión algunas de las reformas crecientes desde el punto de vista de los derechos civiles. “Eso se ha evitado y es una muy buena noticia”, ha resumido.

La campaña de las europeas

Borrell, que es el cabeza de lista del PSOE a las elecciones europeas, no ha dado pistas de cuál es la tarea que le ha encomendado Sánchez, más allá de pedirle que intente “conseguir el mejor resultado posible”.

Teniendo en cuenta que solo el 26 por ciento de los españoles sabe que hay elecciones europeas el 26 de mayo, ha reconocido que le “exaspera un poco” que los ciudadanos no sean conscientes de la importancia de los asuntos europeos. De hecho, ha reprochado a los organizadores de los debates televisados durante la campaña de las elecciones generales que no incluyeran ningún bloque relativo a la política exterior y europea.

Así, ha confiado en que la campaña de las europeas, que empieza este viernes, sirva para hacer esta pedagogía. A ello está dedicada también la ‘Semana de Europa’ en la que Exteriores participa, junto a las oficinas del Parlamento Europeo y la Comisión Europea en Madrid y el Ayuntamiento de la capital, con motivo del Día de Europa que se celebra el jueves 9 de mayo en toda la UE.