POLÍTICA
19/11/2020 12:06 CET | Actualizado 19/11/2020 12:08 CET

El debate de la 'ley Celaá' termina con diputados de PP y Vox gritando "libertad" durante tres minutos

Debatían sobre Educación, aunque no lo pareciera.

Aunque no lo pareciera, estaban debatiendo sobre Educación. El Congreso de los Diputados ha vuelto a presenciar una nueva bronca a gritos entre diputados en pleno debate de la llamada ‘ley Celaá’, futura ley de Educación. 

Sobre todo, desde la bancada de la derecha y la ultraderecha, donde sus parlamentarios han interrumpido a gritos el final de la intervención de la diputada socialista Luz Martínez Seijo, que ha defendido la norma desde la tribuna. 

Martínez Seijo ha acusado a PP, Ciudadanos y Vox de difundir mentiras sobre que la Lomloe va a acabar con la libertad de los padres para elegir centro educativo o que puedan pedir enseñanza en castellano.

“Ya está bien de utilizar la palabra libertad solo para los que tienen recursos y obvian a los que no los tienen y no tienen libertad para decidir”, ha dicho la diputada socialista.

Al final de su intervención, Martínez Seijo ha agradecido el apoyo de los partidos que respaldan la futura ley, lo que ha soliviantado a los parlamentarios de PP, Vox y Ciudadanos, que han comenzado a vociferar y a hacer gestos, obligando a Meritxell Batet, presidenta del Congreso, a exigir silencio. 

Pero nada de eso. Mientras la diputada socialista se dirigía a su escaño entre los aplausos de los diputados del PSOE y de Unidas Podemos, los del extremo derecho comenzaban a gritar “libertad, libertad”. Gritos acompañados de golpes en sus escaños que se han prolongado durante casi tres minutos.