Bruselas advierte: habrá "una respuesta fuerte" si hubo sabotaje en Nord Stream

Noruega se suma a las sospechas de Suecia y Dinamarca sobre las tres fugas simultáneas en los gasoductos.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, aseguró hoy que en caso de que las tres fugas detectadas en los gasoductos Nord Stream sean una “acción de sabotaje” habrá “una respuesta fuerte”.

“Ahora es primordial investigar los incidentes, obtener total claridad sobre los eventos y por qué. Cualquier interrupción deliberada de la infraestructura energética europea activa es inaceptable y conducirá a la respuesta más fuerte posible”, dijo Von der Leyen.

La presidenta del Ejecutivo comunitario hizo esas declaraciones tras hablar por teléfono con la primera ministra de Dinamarca, Mette Frederiksen, cuyo gobierno al igual que el de Suecia han señalado que las fugas detectadas en esos gasoductos que unen Rusia con Alemania son fruto de “actos deliberados”.

“La clara valoración de las autoridades es que se trata de un acto intencionado y no de un accidente”, había dicho antes Frederiksen en rueda de prensa.

Su homóloga sueca, Magdalena Andersson, en otra comparecencia posterior en Estocolmo, indicó que “probablemente” lo ocurrido obedezca a un “sabotaje”.

Ninguna de las dos quiso especular sobre el posible motivo ni autor y ambas resaltaron la gravedad del incidente, aunque se haya producido cerca pero fuera de su territorio, como tampoco Von der Leyen señaló a ningún presunto responsable.

También la OTAN, Rusia, Estados Unidos y Alemania han evitado hacer conjeturas hasta obtener más información sobre lo ocurrido.

Infografía de las dos líneas del Nord Stream.
Infografía de las dos líneas del Nord Stream.
AFP

Noruega se suma a las sospechas de sabotaje

El ministro de Petróleo y Energía de Noruega, Terje Aasland, se ha sumado a las sospechas de otros países europeos y ha señalado la posibilidad de que las fugas registradas en el gasoducto Nord Stream sean fruto de “actos de sabotaje”.

“El Gobierno noruego sigue los acontecimientos en el mar Báltico, donde hay fugas de gas en el Nord Stream 1 y Nord Stream 2. Según la información que hemos visto hasta ahora, mucho indica a actos de sabotaje”, ha dicho Aasland, recoge el Ejecutivo en un comunicado.

Con estas declaraciones, Noruega se suma a las sospechas reconocidas por Dinamarca, Polonia o Estados Unidos sobre el hecho de que las fugas en el gasoducto sean consecuencia de actos de sabotaje. Sismólogos de Suecia han ido más allá y han confirmado explosiones en la zona horas antes de confirmarse las fugas.